Así fueron las reuniones secretas de Rajoy y Mas

stop

El presidente español pidió "paciencia" al catalán para arreglar la situación financiera de la Generalitat, pero el diálogo se rompió por el 9N

Rajoy y Mas, en su última reunión en la Moncloa

en Barcelona, 18 de diciembre de 2015 (04:00 CET)

Mariano Rajoy desveló ayer que durante esta legislatura se ha reunido en numerosas ocasiones con Artur Mas. En contra de lo que sostiene el presidente de la Generalitat, el Gobierno español ha estado abierto al diálogo y ha tratado de buscar soluciones para detener el proceso independentista, según explican fuentes populares.

"Las reuniones se han producido a todos los niveles y han sido muchas", aseguran desde el PP. Mas y Rajoy se vieron en varias ocasiones. Pero también la vicepresidenta del Ejecutivo central, Soraya Sáenz de Santamaría, se encontró con el líder de Unió, Josep Antoni Duran, antes de que Convergència se divorciase de Unió.

Arriola y Rigol

Además, Pedro Arriola, uno de los principales asesores del PP, mantuvo varias conversaciones con el ex presidente del Parlament Joan Rigol, que era miembro de Unió, pero que, por su proximidad a Mas, dejó el partido democristiano tras la citada ruptura.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, y el conseller de Territori i Sostenibilitat, Santi Vila, no ocultan su buena relación. Se han visto en numerosas ocasiones para hablar de obra pública, pero también han dialogado sobre el proceso independentista y la situación de Cataluña, según explican las mismas fuentes.

Se habló "de todo"  

En esos encuentros, Mas y Rajoy hablaron "de todo". El asunto estrella fue la financiación de Cataluña. El presidente de la Generalitat quería más dinero. Rajoy le dijo que eso era imposible en ese preciso momento, porque el Estado estaba bajo mínimos económicamente como consecuencia de la crisis.

No obstante, el presidente español no cerró la puerta a modificar el sistema de financiación de Cataluña. De hecho, el actual modelo es fruto de un pacto entre el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y el tripartito de José Montilla. Rajoy no siente suyo ese acuerdo y no tiene inconveniente en cambiarlo, pero aquél no era el momento, por lo que pidió "paciencia" a Mas.

Las 23 reivindicaciones de Mas

En julio de 2014, el Govern envió al Ejecutivo central una lista con 23 demandas sobre cuestiones económicas, financieras, competenciales, culturales y lingüísticas. Mas ha lamentado en numerosas ocasiones de forma pública que Rajoy jamás le ha dado una respuesta sobre esas reclamaciones.

Pero en el PP aseguran que de todas esas reivindicaciones se ha tratado en las "numerosísimas" reuniones que han mantenido ambos líderes y los miembros de sus respectivos equipos. Unos encuentros que no sirvieron para desbloquear el conflicto.

El 9N enterró el diálogo

Mas no tuvo la "paciencia" que Rajoy le demandaba y siguió con sus reivindicaciones independentistas hasta que anunció que planeaba celebrar un referéndum secesionista aunque fuese al margen de la ley. El resultado fue la pseudo consulta del 9 de noviembre de 2014. En ese momento se rompieron las negociaciones y se enterró el diálogo con el que Rajoy pretendía arreglar el problema catalán.

      

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad