Báñez pone coto a las prejubilaciones

stop

CONSEJO DE MINISTROS

Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social

26 de octubre de 2012 (20:20 CET)

El Gobierno obligará a las empresas de más de 100 trabajadores con beneficios a asumir el coste de los despidos de sus trabajadores de 50 o más años para evitar la práctica a la que recurren algunas empresas de cargar este coste sobre las arcas públicas.

Las empresas estarán obligadas a hacer esa compensación al Tesoro Público si han tenido beneficios en los dos ejercicios económicos anteriores a aquél en que el empresario inició el procedimiento del ERE.

Así lo establece el reglamento de los expedientes de regulación de empleo que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros y que adapta únicamente las novedades que se incluyeron en la reforma laboral aprobada por el Gobierno el pasado febrero.

‘Stop’ a la prevención

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha explicado que en los años de bonanza "grandes grupos empresariales con beneficios" ajustaron plantilla a través de los denominados 'ERE preventivos', que incluían prejubilaciones y despidos con cargo a los recursos públicos.

"Aunque el anterior Gobierno puso coto a esto, nosotros llegamos un poco más lejos", ha dicho Báñez, que ha precisado que con esta medida no se limita el derecho de las empresas a hacer un ERE, sino que se trata de impedir que las que están en beneficios y tengan más de 100 trabajadores costeen parte de los despidos de sus empleados veteranos con recursos públicos.

Con esta norma se modifica parcialmente la llamada 'enmienda Telefónica', aquella que se incluyó en la reforma de pensiones para evitar que las grandes empresas con beneficios que prejubilan a trabajadores mayores de 50 años carguen el coste al presupuesto público.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad