Barcelona busca patrocinios para sus estaciones de metro

stop

TRANSPORTE

La estación de metro de Glòries. EP

12 de diciembre de 2012 (21:49 CET)

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) se ha puesto manos a la obra en el proceso de buscar patrocinios para las denominaciones (también conocidos como naming rights) de estaciones de metro, autobús o espacios singulares del transporte público. El ente ha abierto una adjudicación para buscar las mejores propuestas de negocio. La iniciativa se incluye en el Plan Director Comercial de TMB con el que se espera elevar los ingresos propios. En 2011, estos ascendieron a 33 millones de euros.

La adjudicación se lleva a cabo mediante un procedimiento negociado, según se publica este miércoles en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya. TMB escogerá cinco propuestas de consultoras externas a partir del 7 de enero --fecha que cierra el periodo de recepción de solicitudes--. A partir de ahí, entablará un periodo de negociación con las compañías para dirimir cual es la mejor oferta económica para revitalizar las maltrechas cuentas del transporte público barcelonés.

Duración

El contrato que se licitará en esa fase final tendrá un periodo de duración de dos años y medio (prorrogable a otros tantos). El ente metropolitano espera que los 2,5 millones de pasajeros que cada día utilizan el transporte público en el área metropolitana sea reclamo más que suficiente para atraer a las compañías interesadas en publicitarse mediante namimg rights.

El objetivo de todo esto es llevar a cabo campañas publicitarias como la que Metro de Madrid realizó en la céntrica estación de Sol el marzo pasado. Durante un mes, la parada pasó a llamarse Sol Galaxy Note!. La transformación incluyó la introducción de elementos decorativos en escaleras, ascensores, puertas de acceso, andenes y pasillos, en los que se mostrará una publicidad especial.

Ingresos

Este proyecto se suma a otros que se encuentran incluidos en el Plan Director Comercial de TMB, elaborado a finales de 2011. El 47% de los ingresos del transporte público en la región metropolitana de Barcelona --englobados en la Autoritat del Transport Metropolità (ATM)-- se financia actualmente con el gasto de los usuarios. El resto se paga con aportaciones provinientes de tres administraciones públicas --Estado, Generalitat y Ayuntamiento--.

Dada la mala situación económica de la Generalitat, que ha reducido su aportación hasta los 300 millones, el Ayuntamiento ha realizando un sobreesfuerzo y ha aumentado su partida un 10% este año y ya paga 80 millones. Además, también se utiliza fondos del Àrea Metropolitana de Barcelona. El estado, por su parte, ha reducido drásticamente su aportación. Ha pasado de 184 millones de euros en 2011 a 113 este año. Así, los ingresos de la ATM en 2012 rondan los 1.213 millones.

Críticas

El proceso se ha iniciado sin el consenso de todos los grupos políticos y, de hecho, con el desconocimiento de parte de ellos. Fuentes municipales indican que la última vez que se discutió del tema fue en la Comisión de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona del mes de abril. Allí, a instancias del Partido Popular, el gobierno municipal aceptó estudiar si el modelo de publicidad madrileño se puede aplicar en Barcelona. De hecho, el PP volverá a preguntar al respecto de este tema en la comisión de este jueves.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad