Barcelona invierte un 28% más que Madrid en limpiar las calles y recoger la basura

stop

El Ayuntamiento de la capital catalana gasta 166 euros por persona en limpieza mientras que el de la capital española sólo destina 121 euros por habitante al aseo de la ciudad

Una operaria del Ayuntamiento de Barcelona limpia una calle de la ciudad.

Barcelona, 23 de febrero de 2016 (01:00 CET)

Dicen las malas lenguas que Madrid está más sucia que Barcelona. No es un simple rumor. Y tampoco es que los madrileños sean menos aseados que los barceloneses. Lo que ocurre es que el Ayuntamiento de la capital catalana invierte más que el de la española en limpieza.

El Consistorio barcelonés destina un 28% más recursos a la limpieza de calles y a la recogida de basuras que el madrileño, según se desprende de los datos relativos a 2014 y facilitados por primera vez por el Ministerio de Hacienda sobre lo que cada Ayuntamiento español invierte en servicios públicos.

Barcelona, más limpia

La limpieza viaria le cuesta a Barcelona 177 millones al año. Además, el Ayuntamiento de la capital catalana gasta otros 90 millones de euros anuales en recogida de residuos. En total, la inversión para mantener limpia la ciudad, que cuenta con 1,6 millones de habitantes, asciende a 267 millones de euros.

La población de Madrid es casi el doble, asciende a 3,16 millones de personas. Pero la inversión en limpieza no dobla ni mucho menos a la de Barcelona. El Ayuntamiento madrileño destina 230 millones a limpieza viaria y 146 a la recogida de residuos. En total, gasta 376 en asear la ciudad.

Madrid, mejor iluminada

De estas cifras se desprende que el gasto por persona y año en limpieza en Barcelona se eleva a 166 euros, mientras que en Madrid el presupuesto para limpiar la ciudad es sólo de 121 euros anuales por habitante.

En cambio, si Madrid parece más iluminada que Barcelona tampoco es por casualidad. El Gobierno municipal madrileño destina mucho más dinero que el barcelonés a poner luz en sus calles. El presupuesto anual en iluminación en Madrid es de 81,5 millones de euros frente a los 27,5 millones de Barcelona.

Eso se traduce en que Madrid gasta 25,7 euros cada año por habitante en iluminación. Por el contrario, el Consistorio de Barcelona tan sólo destina 17,18 euros por barcelonés y año para mantener iluminada la ciudad.

Más sensibilidad social en la capital española

De la comparativa de datos facilitada por Hacienda se desprende también que la sensibilidad del Ayuntamiento de Madrid hacia las personas necesitadas es muy superior a la del Consistorio barcelonés.

La partida de evaluación e información de necesidad social y atención inmediata a personas en situación de riesgo de exclusión social asciende a 313,7 millones en Madrid y se queda sólo en 75,8 millones en Barcelona.

Eso significa que Madrid destina casi 100 euros per cápita por habitante cada año para ayudar a las personas necesitadas. En cambio, el presupuesto del Ayuntamiento de Barcelona para cubrir ese servicio es de menos de la mitad: 47,3 euros anuales por persona.         
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad