Barcelona pierde clase media

stop

Pedralbes se sitúa por quinto año consecutivo como el barrio con rentas familiares más altas, mientras que Ciutat Meridiana cae a la última posición

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, recibe a los Reyes Magos de Oriente en las pasadas Navidades. EFE/Marta Pérez

Barcelona, 09 de enero de 2017 (22:10 CET)

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, destacó que las diferencias entre los barrios más ricos y los más pobres han dejado de ampliase. En la presentación del informe sobre la distribución de la renta familiar correspondiente a 2015, Pisarello aseguró que se ha frenado el crecimiento de las desigualdades entre los barrios por primera vez en ocho años. No obstante, si se analizan con atención los datos se observa que los barrios más pobres no sólo no mejoran, sino que empeoran.  

El informe incluye una clasificación con los 73 barrios de la ciudad. Entre los 10 de la cola, que son los de menor renta, 6 empeoran respecto el 2015, 3 mejoran y uno repite el mismo resultado. El barrio con la renta familiar más baja es Ciutat Meridiana, que se sitúa en un 34,5 puntos de la renta media de la ciudad (establecida en 100). Le sigue Trinitat Nova, 35,6; La Marina del Prat Vermell, 36,9; Vallbona, 37,8; Trinitat Vella, 43,1 y Torre Baró, 47,1.  

Al frente del Ayuntamiento de Barcelona durante 2015 estuvieron el convergente Xavier Trias, en los primeros seis meses, y Ada Colau, en el segundo semestre. No consiguieron revertir la situación de estos barrios.  

Pedralbes lidera la clasificación como barrio más rico

Por la parte alta, al igual que paso en los cinco años anteriores, la clasificación está liderada por Pedralbes, con 250,5 puntos (la media son 100). Le siguen Tres Torres, 214,1; y Sant Gervasi Galvany, 201,5. Una persona empadronada en Pedralbes dispone, de promedio, de una renta 7,2 veces superior a una de Ciutat Meridiana.  

Un dato revelador del informe es la reducción de las clases medias de Barcelona. En 2015, este segmento lo forma el 44,1% de la población (19% en la media alta y un 25% en la media baja), mientras que un año antes representaba al 47,2%, cuando hace unos años suponían más del 60%. Las rentas altas, que corresponden al 16,6% de la población (alta, 5,3% y muy alta, 11,3%), se mantienen. Los ricos son igual de ricos que un año antes, pero baja la clase media y aumentan los pobres.  

El Ayuntamiento asegura que están cambiando las tendencias

En un comunicado, el Ayuntamiento de Barcelona subraya que se está produciendo un "cambio de tendencia". Las desigualdades, que se fueron acentuando en el transcurso de la crisis "se frenan y, por primera vez, en los últimos ocho años la distancia entre los barrios con valores extremos se estabiliza". La realidad es que el rango entre el barrio de renta más alta (Pedralbes, con un índice de 250,5) y el de más baja (Ciutat Meridiana, con 34,5) se ha mantenido prácticamente idéntico.  

Pisarello destacó que la renta bruta familiar se situó en 2015 en 19.775 euros anuales, un 2,9% más que un año atrás. Las remuneraciones medias de los asalariados crecieron, pero los efectos de la devaluación salarial acumulada desde 2010 todavía son evidentes (-6,5% en términos reales), sobre todo en los estratos de renta más bajos, según los datos del informe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad