Botella gastó en una noche de refugio portugués lo que Carmena en una semana

stop

La ex alcaldesa de Madrid, que se escapó de vacaciones en pleno escándalo del Madrid Arena al exclusivo Penha Longa Resort, pagó entre 3.500 y 4.500 euros la noche

Una de las piscinas del hotel Penha Longa, desde donde Botella gestionó la crisis del Madrid Arena.

Madrid , 20 de agosto de 2015 (22:31 CET)

El "escándalo" de Manuela Carmena en bañador caminando por una calle de Cádiz con una flor en la mano fue destapado esta semana por el diario La Razón, que acusó a la alcaldesa de Madrid de pagar 4.000 euros por hospedarse una semana en una casa en la urbanización Atlanterra de Zahara de los Atunes (Cádiz).

El diario dirigido por Francisco Marhuenda llevó a portada la foto de la alcaldesa a la que acusó de pasar unas vacaciones de verano en una villa de lujo, que incluso tenía piscina. Carmena tuvo que aclarar que el alquiler de la casa lo compartía con ocho familiares. Es decir, cada huésped pagó 71 euros por noche.

Pero el supuesto destino de lujo, que el diario comparó con la urbanización Sotogrande, palidece ante el lugar elegido por la anterior alcaldesa Ana Botella justo los días en que la ciudad se estremecía con el escándalo del Madrid Arena, que ocasionó la muerte de cinco jóvenes aplastadas en las instalaciones municipales.


La gestión del Madrid Arena desde el spa


Una fiesta de Halloween que incumplió el aforo, que no tenía medidas de seguridad adecuadas y que careció de suficiente personal de vigilancia y primeros auxilios, precedió los días en los que Botella y José María Aznar decidieron desconectar en el Penha Longa Resort, ubicado en el corazón del parque natural de Sintra, a 30 kilómetros al sur de Lisboa.

Primero viajó el ex presidente de España y luego la alcaldesa, que tuvo que gestionar la crisis del Madrid Arena por teléfono desde el recinto que cuenta con un campo de golf homologado para competiciones oficiales, instalaciones hípicas y un centro de aguas termales de máximo lujo.

También acoge al mejor restaurante asiático de Portugal, según la crítica especializada, y un establecimiento dirigido por el cocinero Sergi Arola. Este medio fue el primero de desvelar entonces la escapada vacacional que más tarde se vio obligada a reconocer la propia Botella.

Lo que nunca trascendió es si la ex alcaldesa, que se fue a Portugal con la crisis política sin cerrar, se alojó en la suite presidencial, con un coste de 3.500 euros por noche, o en la imperial, de 350 metros cuadrados, baños de mármol y amplia terraza por 4.500 euros la noche. Sea cual fuere, el coste es similar al del alojamiento de Manuela Carmena durante toda una semana en Cádiz.


Los vecinos veraneantes


Contaba el diario La Razón que la urbanización elegida por Carmena para pasar sus vacaciones de verano es también el lugar favorito de la "gauche divine". Por ello, se ha visto en el lugar a celebrities locales como Pablo Carbonell, Aitana Sánchez-Gijón, el Gran Wyoming, Huga Silva, Bibiana Fernández, Blanca Suárez, Imanol Arias y su ex mujer, Pastora Vega.

Pero los veraneantes gaditanos no llegan ni a los talones de los magnates con que pudo tropezar Botella durante sus plácidas vacaciones de 2012. Entre los clientes del Penha Longa se encuentran el fundador de Inditex, Amancio Ortega, y el de Mango, Isak Andic. En el recinto también se concentró la cúpula del PP y Mariano Rajoy antes de anunciar su paquete de medidas económicas para afrontar la crisis y que incluía la subida del IVA. Otro nivel. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad