Botella 'guarda silencio' sobre la nueva flota de coches oficiales

stop

El consistorio gasta casi tres millones en alquilar 145 vehículos para la corporación municipal

04 de octubre de 2013 (19:02 CET)

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el resto de miembros de la corporación municipal se trasladarán los próximos cuatro años en un Toyota Prius, Toyota Yaris o, principalmente, en un Fiat Punto. Según se desprende del Boletín Oficial del Estado (BOE), el departamento de Economía ha renovado la flota de vehículos para el ayuntamiento y sus organismos autónomos con 145 vehículos por valor de 2,9 millones de euros.

Pero ante el nuevo contrato público, el departamento local de contratación y servicios del área de Gobierno ha omitido a este medio la finalidad del mismo y ha declinado explicar para qué y quién hará uso de los vehículos. Ha hecho del silencio su respuesta.

Funciones del servicio


El Partido Socialista de Madrid (PSM) es el que da las claves del nuevo acuerdo. Fuentes del grupo municipal explican que los automóviles alquilados se emplearán para cubrir los trayectos del equipo de alcaldía y de los miembros de los grupos municipales.

Pero no serán los únicos beneficiados del nuevo parque automovilístico. También se aprovecharán en otras áreas y servicios como los que realizan los agentes de seguridad que trabajan de incógnito o en los desplazamientos de los técnicos municipales.

El importe que desembolsa el municipio liderado por Botella incluye el arrendamiento así como el mantenimiento y el coste de los seguros de los 145 coches alquilados. Aunque los casi tres millones que pagará el ayuntamiento quedan lejos de los 5,1 millones en los que se había estimado el contrato. El acuerdo se cerró el pasado 16 de septiembre.

Menos vehículos, menos presupuesto

La compañía Alphabet España Fleer Manegement ha sido la única que ha concurrido a la licitación pública para hacerse con dos de los tres lotes presentados --el tercero ha quedado desierto--. Según fuentes de la propia compañía, proporcionará en los próximos cuatro años 30 unidades del Toyota Prius, 31 modelos Yaris y otras 84 unidades del Fiat Punto.

Así, el consistorio dispondrá de 20 vehículos menos respecto a los últimos cuatro años. Una reducción del parque automovilístico que ha permitido al equipo de Botella ahorrarse el 10% del presupuesto que se invirtió hace cuatro años en el mismo servicio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad