Bruselas aceptaría menores quitas en preferentes si hay arbitrajes que prueben 'mala praxis'

stop

Como contrapartida, aumentaría la factura del rescate a la banca española

Joaquín Almunia

09 de diciembre de 2012 (12:11 CET)

La Comisión Europea (CE) estaría dispuesta a aceptar laudos arbitrales que demuestren que determinadas entidades financieras cometieron errores y malas prácticas en la comercialización de participaciones preferentes, lo que podría minimizar el descuento aplicado a estos productos en la banca con ayudas públicas, según han informado a EP fuentes financieras.

La exigencia del Memorándum de Entendimiento (MoU) del rescate bancario de que los titulares de preferentes de los bancos con ayuda de la UE deberán asumir pérdidas podría quedar así reducida al mínimo. Por el momento, el Banco de España ha estimado que los inversores en preferentes recuperarán entre un mínimo del 30% y un máximo del 70%.

Más factura final

Eso sí, esta menor 'carga' en los titulares de preferentes, que denuncian que en el momento en el que adquirieron estos productos pensaban que compraban acciones o depósitos, podría engrosar la factura final para sanear la banca española por encima de los 41.000 millones de euros, incluyendo 1.500 millones solicitados para reestructurar Liberbank, BMN, Ceiss y Caja 3.

"Bruselas estaría abierta a aceptar arbitrajes en las entidades donde se demuestre que las participaciones preferentes se vendieron mal, pero los costes del programa de ayuda aumentarían", precisaron las mismas fuentes.

Europa o España

La clave estriba en si el menor coste sobre los tenedores de preferentes se articulará a costa del rescate europeo para sanear la banca española, o si por el contrario, la 'mala praxis' correrá a cargo del Presupuesto español, lo que podría elevar la deuda y el déficit de las cuentas públicas.

El comisario de Competencia y vicepresidente de la CE, Joaquín Almunia, dejó claro en su día que debían ser las autoridades españolas las que tendrán que resolver los costes de compensar a los clientes por encima de lo que prevé la normativa de la UE.

Bruselas calcula que la factura del rescate a la banca española se ha reducido en unos 10.000 millones gracias a la contribución de los accionistas y titulares de preferentes y de deuda subordinada en los planes de reestructuración aprobados por la CE y el Banco de España.

Novagalicia y CatalunyaCaixa

Novagalicia Banco fue la primera entidad española que, debido a sus problemas con los titulares de preferentes y autorizada por Bruselas, comenzó a llevar a cabo un proceso de laudos arbitrales con los que reintegrar lo invertido a los ahorradores que sufrieron una mala comercialización. Catalunya Caixa se apuntó hace poco más de un mes al mismo sistema.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad