Bruselas apremia a Londres a que aclare si pagará la factura del brexit. El ministro británico para la salida del Reino Unido de la UE, David Davis (izq), y el negociador comunitario, Michel Barnier (dcha). EFE/Stephanie Lecocq

Bruselas apremia a Londres a que aclare si pagará la factura del brexit

stop

El negociador jefe de Bruselas para el brexit insta al representante del Reino Unido a que aclare si pagará la sanción por abandonar la Unión Europea

Economía Digital

Bruselas apremia a Londres a que aclare si pagará la factura del brexit. El ministro británico para la salida del Reino Unido de la UE, David Davis (izq), y el negociador comunitario, Michel Barnier (dcha). EFE/Stephanie Lecocq

Barcelona, 20 de julio de 2017 (18:33 CET)

A vueltas con el brexit. El negociador jefe de la Unión Europea (UE), Michel Barnier, considera "indispensable" que se "clarifique" la posición sobre la factura que deberá pagar el Reino Unido por abandonar la UE. Barnier indica que el precio del divorcio es "inseparable" del resto de puntos de la primera fase de negociación.

De esta forma, el interlocutor con Londres mantiene la línea dura después de cuatro días de conversaciones con David Davis, representante del país. Al parecer, ha sido imposible acercar posiciones entre los dos bloques, por lo que Bruselas ha exigido más detalles sobre la factura que tendrá que pagar el Reino Unido por su salida de la Unión Europea.

Ha sido imposible acercar posturas entre ambos bloques

El representante de Bruselas afirma que para negociar y lograr progresos suficientes es indispensable “lograr un acuerdo financiero” que es inseparable de “otros elementos del dossier". Por su parte, Davis ha replicado insistiendo en que “llegar a una solución requerirá flexibilidad en ambos lados”. Hasta ahora se hablaba de que este peaje estaría en torno a 60.000 millones de euros.

Más escollos

Otro de los puntos importantes de las negociaciones atañen a los derechos de los ciudadanos británicos europeos. Davis reconoció que el Reino Unido coincide con la UE en la "necesidad de certidumbre", pero discrepa de la perspectiva de Bruselas.

Y es que el Reino Unido quiere tener plenas competencias para controlar sus fronteras. Algo que le serviría, por ejemplo, para impedir que los europeos con delitos a cuestas puedan residir en el país. Por su parte, Bruselas mantiene que debe ser el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el garante de los derechos de los ciudadanos europeos instalados en el Reino Unido y de los británicos residentes en la UE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad