Bruselas lee la cartilla al gobierno español: investigará el trato de favor al fútbol

stop

La Comisión Europea considera que los equipos españoles, que deben 752 millones a Hacienda, compiten de forma desleal con los europeos y, para colmo, dominan las competiciones. El gobierno dará ocho años de plazo para que se pongan al día

Equipos de televisión transmiten un partido de fútbol.

25 de abril de 2012 (00:47 CET)

Los clubs de fútbol europeos han puesto en grito en el cielo por la condiciones de competencia desleal de sus rivales españoles, que arrastran una deuda con Hacienda de 752 millones de euros, una cantidad que utilizan para financiarse y comprar jugadores.

La primacía de los equipos españoles, que dominan las competiciones europeas, ha hecho que el resto de equipos eleve sus quejas a Bruselas. Ahora, la Unión Europea estudiará si el trato a favor recibido por los clubes constituye una competencia desleal. El portavoz de Competencia de la Comisión Europea, Antoine Colombani, confirmó este martes que el Gobierno comunitario había recibido una queja que ha motivado la investigación, aunque no aclaró su procedencia.

Irritación alemana

Los buenos resultados de los clubes españoles, que esta temporada han logrado dos semifinalistas en la Champions --Madrid y Barcelona-- y tres en la Europa Liga --Atlético de Madrid, Athletic Club y Valencia-- han irritado a directivos de equipos ingleses y alemanes. "Pagamos cientos de millones de euros (a España) para que salgan de la mierda y luego los clubes no pagan su deuda. Esto no puede seguir así", declaró el presidente del Bayern de Múnich, Uli Hoeness, el mes pasado.

“La denuncia no se hubiera producido si no hubiera esta supremacía. No pagan, tienen trato a favor y además usan el dinero de los impuestos para comprar jugadores”, explica Josep Maria Gay, analista de las cuentas del fútbol y autor del estudio económico financiero de los clubs de primera división, financiado por el Banco Santander.

Pagos sin prisas

El Gobierno presentará este miércoles un plan de acción para obligar a devolver a los clubs el dinero que deben a Hacienda. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, y el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, José Luis Astiazarán presentarán un plan con el que se dará, previsiblemente, ocho años de plazo a los equipos para saldar sus deudas.

Pero ni el Gobierno ni Europa se han planteado revisar otro polémico asunto acerca de las desigualdades económicas de la liga española. La temporada pasada, el FC Barcelona y el Real Madrid acapararon el 49,7% de los ingresos televisivos y dejaron la otra mitad para los otros 18 equipos, la repartición más desigual de todas las ligas europeas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad