Bruselas recorta las previsiones de Rajoy al 0,5%

stop

La tasa de paro caerá menos de lo previsto por el Gobierno y la deuda pública llegará al 104% en 2015

05 de noviembre de 2013 (11:18 CET)

La Comisión Europea ha revisado sus previsiones pocos días después de que el Banco de España anunciara el fin de la recesión. Y lo ha hecho a la baja, frenando el optimismo del Gobierno de Mariano Rajoy (PP). Según sus últimas estimaciones, la economía española crecerá el 0,5% en 2014 frente al 0,7% que auguraba el Ejecutivo central.

Avisa de que "las todavía amplias necesidades de ajuste limitarán la fuerza de la recuperación".

Exportaciones, motor económico

Para el Ejecutivo comunitario, las exportaciones seguirán siendo el motor que tire de la economía española mientras que la demanda interna moderará su caída. En septiembre, el comercio minorista facturaba el 2,2% más y dejaba atrás más de tres años de caídas interanuales.

En su informe, la Comisión resalta que el crédito sigue contrayéndose y que las condiciones de financiación para hogares y empresas siguen siendo difíciles, especialmente para los pequeños prestatarios. Se conceden menos créditos. Una situación que ha relegado a las familias a un nivel de endeudamiento similar al de 2007.

Menos caída del paro

Bruselas también analiza el mal endémico de la economía española: la tasa de paro. Augura un ligero descenso desde el tope del 26,6% de media este año hasta el 26,4% en 2014 -frente al 25,9% que prevé el Gobierno- y al 25,3% en 2015.

El Ejecutivo comunitario cree que España cumplirá este año el objetivo de déficit del 6,5% del PIB (que subirá hasta el 6,8% sumando las ayudas a la banca) aunque avisa de que hay "considerables riesgos a la baja" por la debilidad de los ingresos fiscales.

Costes laborales

Respecto a la caída de la tasa de paro en el tercer trimestre, Bruselas lo atribuye a "la contracción de la fuerza laboral y factores estacionales". Añade que el desempleo caerá gradualmente en el horizonte de las previsiones ya que la fuerza laboral continúa reduciéndose y la destrucción de empleo alcanzará un punto de inflexión en 2014.

Aunque pronostica una caída de la productividad, la moderación salarial permitirá que los costes laborales nominales sigan mejorando en los próximos dos años. Permitirá que la inflación continúe su caída desde el 1,8% de media hasta el 0,9% en 2014 y 0,6% en 2015.

Deuda pública disparada

También se quedará muy cerca de bordar el objetivo de déficit en 2014 --5,9% en lugar de 5,8%--. Pero la brecha volverá a dispararse hasta el 6,6% en 2015 en ausencia de más medidas.

El nivel de deuda pública seguirá disparada. Pasará rápidamente desde el 94,8% de 2013 hasta el 99,9% al final de 2014 y al 104,3% en 2015.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad