Cae el último alto directivo de la 'era Recoder' de la Agència Catalana de l'Aigua

stop

El gerente de la empresa pública, Joan Pinyol, pasa a ocupar un cargo del mismo nivel en el Institut Català del Sòl

10 de abril de 2014 (20:44 CET)

La Agència Catalana de l'Aigua (ACA) está sin número dos desde principios de abril. El gerente hasta la fecha, Joan Pinyol, ha dejado la compañía y ocupa un cargo del mismo nivel en el Institut Català del Sòl (Incasòl). El cambio implica que ha desaparecido el último alto ejecutivo que el anterior conseller de Territori i Sostenibilitat, Lluis Recoder, nombró en la gestora del agua dependiente de la Generalitat de Catalunya.

Precisamente, el traslado responde a un intento del sucesor de Recoder, Santi Vila, de cerrar definitivamente esta etapa en la agencia, señalan fuentes cercanas a la conselleria. Los portavoces de la empresa pública aseguran que el cambio responde a una “necesidad de afrontar nuevos retos profesionales” de Pinyol. 

Adjudicación de ATLL

En el movimiento de fichas de la Generalitat también hay un trasfondo político, destacan otros interlocutores conocedores de la operación. El hasta ahora gerente también se ha visto salpicado por la polémica adjudicación de Aigües Ter Llobregat (ATLL) a un consorcio liderado por Acciona. Participó en el diseño de la concesión y en asignar la gestora de agua en alta (gestiona el recurso desde el lugar en el que se capta hasta los municipios) a este grupo.

Pinyol deja la ACA justo un año después de que su superior, Leonard Carcolé, renunciara a la presidencia para incorporarse al sector privado. Fue la segunda víctima política, tras el propio Recoder, de la guerra del agua en Catalunya; un conflicto a tres bandas (Acciona, Agbar y Generalitat) que aún está pendiente de resolver.

Cargo y retribución

Pinyol mantiene en el Incasòl tanto el cargo de gerente como la retribución anual asignada por la conselleria, indican los mismos interlocutores. Como directivo y miembro del consejo de administración del ACA recibe 95.500 euros brutos anuales, según consta en el informe de transparencia en los altos cargos de la Generalitat de Catalunya publicado por el departamento de Territori i Sostenibilitat.

El aterrizaje del gerente del ACA en el Incasòl no ha implicado que se desplace a otro directivo. En el organigrama de la empresa dirigida por Damià Calvet no constaba esta figura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad