Carles Puigdemont deja plantada a una universidad de México

Carles Puigdemont deja plantada a una universidad de México

stop

Puigdemont cancela a última hora su participación en un debate de una universidad mexicana y su entorno apunta a "presiones de las autoridades españolas"

Barcelona, 06 de abril de 2019 (10:20 CET)

Carles Puigdemont fue invitado a un debate "antagónico" vía videoconferencia con la Universidad Iberoamericana de México (UIA), el lunes 8 de abril, pero el ex president ha cancelado su participación a última hora. "Allá donde la represión intenta poner barreras, la libertad siempre se abre camino", sentenció desde su perfil de Twitter el viernes.

Puigdemont hizo este comentario citando un tuit del historiador catalán Josep Lluís Alay que sugiere que la cancelación es el producto de unos "cambios de última hora propuestos por representantes" de la universidad. "Nos informan que los cambios eran el resultado de presiones de las autoridades españolas", aseguró Alay.

La universidad mexicana explicó en un comunicado que propuso un debate académico entre el ex presidente catalán y el doctor José Sols Lucía, director del departamento de ciencias religiosas de ese centro académico, egresado de la Universidad de Barcelona y con amplio conocimiento de historia y de la situación actual de Cataluña.

Sin llegar nunca a explicar cuál fue el malentendido, el comunicado de la UIA dice que el marco del "diálogo antagónico" es el que lleva a "las mejores ideas" y es "cuando nuestro alumnado se lleva una mayor riqueza", dando a entender que no había interés en debatir con Sols Lucía por sus posibles diferencias de criterio ante Puigdemont.

La universidad mexicana reconoce la tensión entre el Gobierno y Puigdemont

Sols Lucía no estaba en la primera lista de invitados a la conferencia en México, que lleva por nombre "¿Presos políticos en Cataluña? Y la defensa de la tierra en México". Entre los ponentes se incluía a un representante de la embajada de España por confirmar y a otros doctores y profesores de la cátedra.

El digital catalán El Nacional asegura que este diplomático español "se habría incluido a raíz de las presiones del gobierno español a la universidad", pero que posteriormente "la embajada hizo saber que no enviaría a ningún representante" y que "este papel se dejó en manos de un portavoz del grupo de firmantes del manifiesto Cristianos por la Convivencia".

Con todo, Puigdemont consideró que las condiciones para el debate no eran las adecuadas y declinó "amablemente" participar, dijo la universidad. "La idea era garantizar que se cumplieran los fines que perseguimos como institución educativa, y que tienen que ver con la libertad de opiniones y la pluralidad de ideas", agrega el comunicado.

Sobre Sols, la UIA dijo que es "sin duda un interlocutor a la altura de cualquier político del mundo". Y afirmó que entiende "los momentos de tensión política que prevalecen entre el Gobierno español y Puigdemont", pero lamenta que el ex president haya declinado participar en el debate.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad