Carmena dejará de anticipar deuda y disparará el gasto social el próximo año

stop

El Ayuntamiento, que ultima los presupuestos municipales, destinará 700 millones que estaban previstos al pago de intereses al gasto social en los barrios

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Madrid , 08 de septiembre de 2015 (11:46 CET)

El equipo de Ahora Madrid cambiará de forma sustancial la manera en la que afronta los compromisos con la banca. El gobierno de Ana Botella había priorizado el pago de la deuda a cualquier tipo de gasto con el propósito de reducir la inflada deuda de 7.000 millones de euros que heredó de Alberto Ruiz-Gallardón. El gasto de los presupuestos nunca llegaba a lo fijado porque la orden política era gastar menos para desviar el sobrante al pago de deuda. Pero las cosas han cambiado.

El gobierno de Ahora Madrid se gastará hasta el último céntimo del superávit previsto para este año. Son 700 millones de euros que se desviarán no a la banca sino a los barrios de Madrid, que han sido los grandes olvidados de los gobiernos de Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella, a juicio del equipo que acompaña a Manuela Carmena.

El gobierno de Ahora Madrid trabaja en unos presupuestos en los que se disparará el gasto social y se dejará de anticipar pago de deuda. El equipo económico de Manuela Carmena, capitaneado por Carlos Sánchez Mato, seguirá pagando los compromisos pero no avanzará pagos, tal como había hecho Ana Botella hasta ahora.

De superávit a equilibrio

El concejal de Economía y Hacienda ha asegurado que el gobierno disparará el gasto social desde este mismo y año, al aprovechar los 700 millones de euros de superávit. "Será un aumento considerable porque lo que no haremos nosotros es decirle a los barrios que todo el dinero que estamos ahorrando lo destinaremos al pago de la banca", ha explicado el concejal Sánchez Mato.

El equipo de gobierno asegura que el aumento en gasto social no que traducirá en nuevos endeudamientos e intentarán cumplir con unos presupuestos equilibrados. Mientras se elabore la auditoría de la deuda ciudadana, el Ayuntamiento ha asegurado que seguirá cumpliendo con todas sus obligaciones y compromisos pero no avanzará más dinero del que le toca.

El equipo de Carmena ha fijado las nuevas prioridades de gasto en los comedores escolares y en los servicios de limpieza municipales. El Ayuntamiento reconoce que deberá hacer una fuerte inversión para revertir la situación de suciedad en la que se encuentra sumida la ciudad. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad