Carmena se enfrenta a la primera huelga por la municipalización del 010 

stop

La plantilla de atención telefónica paralizará las actividades en protesta por el proceso que pone en peligro sus puestos de trabajo 

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Madrid , 08 de noviembre de 2015 (19:52 CET)

El proceso de municipalización del servicio telefónico 010 del Ayuntamiento de Madrid, que han apoyado sindicatos y trabajadores, se ha torcido en contra del gobierno de Manuela Carmena.

Con al traspaso del servicio a manos públicas, el Ayuntamiento planifica sacar una oferta libre de empleo para que se presente cualquier aspirante. El proceso podría dejar sin empleo a buena parte de la plantilla que ahora trabaja en Ferroser, la empresa responsable del servicio.

Los sindicatos y los interinos han exigido a Carmena que las plazas sean designadas por concurso abierto. La medida, que aún no ha sido completamente detallada por el gobierno municipal, podría arrastrar al paro a los 450 trabajadores de Ferroser.

Concurso de libre concurrencia

La medida ha causado confrontación sindical. Los sindicatos de la empresa exigen al Ayuntamiento que garantice a los actuales trabajadores que no se quedarán sin empleo. Pero los sindicatos de los funcionarios y los interinos no dan su brazo a torcer en la exigencia de que se debe convocar un concurso de libre concurrencia, como cualquier oposición.

El concejal Pablo Soto ha reconocido que las posturas contrapuestas dificulta un acuerdo, aunque el Ayuntamiento confía en que se pueda llegar a un consenso entre todas las partes. El gobierno de Ahora Madrid ha prometido la remunicipalización del 010 y de otros servicios municipales con el propósito de devolver el control de los servicios a la gestión pública y de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.

Hacia la huelga indefinida

Los sindicatos del comité de empresa han convocado a una huelga de 24 horas el próximo 23 de noviembre y a una huelga indefinida a partir del 30 de diciembre. El Ayuntamiento aún no se ha pronunciado acerca de la convocatoria ni tampoco ha podido garantizar que los trabajadores continuarán con un puesto de trabajo al final del proceso.

El Ayuntamiento ha prometido una mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y se calcula que la mejora salarial podría llegar al 30%. Pero la plantilla asegura ahora que su prioridad es la conservación de los puestos de trabajo.

Algunos integrantes de Ahora Madrid han sugerido la posibilidad de reubicar a los trabajadores que no puedan ganar su plaza en concurso público a otras áreas, pero la fórmula de aplicación no ha sido consensuada. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad