Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados. Foto: EFE/JCH
stop

La ex vicepresidenta del Gobierno demanda una representación "digna y proporcional" del 43% de apoyos que recibió en las primarias del PP

Barcelona, 25 de julio de 2018 (20:18 CET)

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha desestimado la petición de proporcionalidad que hizo Soraya Sáenz de Santamaría en los días posteriores a perder las primarias de la formación. "No se puede pasar de la lista más votada a la proporcionalidad en apenas dos días", respondió el sucesor de Mariano Rajoy.

La tarde del miércoles, Sáenz de Santamaría pidió una representación "digna y proporcional" del 43% de los apoyos que recibió en los nombramientos que hará Casado "en todos los órganos de dirección del partido". Pero quien fue su contrincante hasta el fin de semana respondió que "las personas no están etiquetadas".

"Dado que hay un porcentaje importante del 43% que ha decidido apoyar a la candidatura que además había ganado la afiliación, lo bueno para lograr la unidad del partido es que esa gente también pudiera verse representado digna y proporcionalmente en todos los órganos de dirección del partido", sostuvo la ex vicepresidenta del Gobierno.

Casado: "No somos adversarios, somos compañeros"

Casado defiende que la conversación de los nombramientos "no es una negociación de un pacto de investidura entre adversarios, sino un acuerdo entre compañeros". Por ello, quiere "contar con los mejores", independientemente de las "etiquetas".

El político que después de colocarse al frente del PP dio un discurso en el que instó a los militantes a no preguntar por quién votaron sus compañeros recordó que ya hubo "un congreso que ha delimitado quién tiene que liderar la construcción de equipos".

"Queremos contar con personas que han ido en su lista (la de Sáenz de Santamaría) o que forman parte de provincias o regiones que hayan tenido un mayor apoyo hacia su candidatura", aseveró. 

Casado: "No hay ni bandos ni equipos que tengan que negociar nada porque todos han ganado"

"No vamos a hablar de quién apoyó a quien, quiero contar con los mejores y hacer un proyecto en el que todos se sientan representados y tengan oportunidades de trabajar tanto en el Comité Ejecutivo como en los grupos parlamentarios y órganos del partido", agregó.

El relato que Casado intenta mostrar desde su victoria del fin de semana pasa por el "no hay ni bandos ni equipos que tengan que negociar nada porque todos han ganado". De momento, el presidente del PP se guarda los nombres más importantes, en cuenta el de la secretaría general.

"Será una persona que afronte el desafío que tenemos por delante porque necesitamos que sea un proyecto ganador", adelantó sobre el puesto de la secretaría, que según fuentes del partido podría ser una mujer porque ese es el deseo del líder.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad