Fotografía facilitada por los Servicios Penitenciarios de la Generalitat en la que se aprecia una pintada en el vestuario de los trabajadores de la cárcel de Brians I. La pintada se refiere a Josep Font, que este miércoles dimitió como director de este ce

Cesan al director de Brians I, el carcelero más polémico de España

stop

El director de la cárcel catalana de Brians I es cesado por el malestar de los funcionarios, que llegaron a amenazarle de muerte

Josep Maria Casas

Economía Digital

Fotografía facilitada por los Servicios Penitenciarios de la Generalitat en la que se aprecia una pintada en el vestuario de los trabajadores de la cárcel de Brians I. La pintada se refiere a Josep Font, que este miércoles dimitió como director de este ce

Barcelona, 19 de diciembre de 2018 (13:53 CET)

El director de la cárcel de Brians I de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), Josep Font, dejó su puesto este miércoles quince meses después de asumir el cargo. Según la Consejería de Justicia de la Generalitat, Font dimitió por las coacciones y amenazas de muerte que sufrió en los últimos tiempos por parte de los funcionarios penitenciarios. En cambio, fuentes de los funcionarios dijeron que se trató de un “cese fulminante” por el conflicto que generó con los trabajadores del centro.

Este miércoles, antes de conocerse la marcha de Font, un grupo de maestros destinados en la cárcel de Brians se manifestaron ante la Dirección General de Servicios Penitenciarios de la Generalitat para denunciar las supuestas “presiones” a las que les sometía el director del centro. Los concentrados exigieron su cese, según fuentes sindicales.

Xavier Martínez, de UGT, recalcó que la marcha de Font no es una dimisión sino “un cese fulminante”. Insistió en que han asistido a la “crónica de un cese anunciado”. Señaló que su salida es la consecuencia de un “cúmulo de situaciones”. Relató que, “desde el primer minuto”, sometió a presión a los funcionarios hasta el punto de insinuar que eran “maltratadores”.

En un comunicado, CC.OO recalcó que la plantilla se sintió “maltratada, sin ningún apoyo por parte de la dirección, atacada e, incluso, perseguida sin que realmente existieses razones objetivas”. Calificaron a Font de “incompetente”.

Funcionarios de Brians indican que en las circulares de la dirección del centro se les criminalizaba por situaciones que no se estaban dando. También se quejaron de su actitud los maestros y el personal de rehabilitación.

Estas fuentes recuerdan que Font tuvo problemas con el personal en las cárceles de Quatre Camins, Lledoners y Puig de les Basses, por donde pasó antes de ser destinado en Brians I.

Pintadas y muñecos

En los últimos meses aparecieron pintadas contra Font en los accesos a la cárcel e, incluso, en los vestuarios de los funcionarios. En una de estas pintadas se lee “Font D.E.P”. También se colgó un muñeco de una señal de tráfico con el cártel “Font fuera”.

Según indicaron fuentes penitenciaras a la agencia Efe, pese al relevo de Font, la Generalitat mantendrá las mismas políticas que llevaba a cabo. Los Mossos d’Esquadra investigan las amenazas contra Font.

A propuesta de la Consejería de Justicia, que encabeza la republicana Ester Capella, el departamento de Trabajo de la Generalitat emprenderá una mediación para reconducir el conflicto con los funcionarios.

Desde la consejería de Capella se defiende la gestión de Font. Recordaron que bajo su dirección Brians I se convirtió en el centro penitenciario de referencia para los presos preventivos después del cierre de la cárcel Modelo de Barcelona. Añadieron que redujo un 30% los internamientos del área de régimen abierto. También recalcaron que incrementó el número de cámaras de vigilancia dentro del recinto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad