Chipre encara la última negociación para evitar la quiebra

stop

EUROGRUPO

Nicos Anastasiades. EFE

24 de marzo de 2013 (10:22 CET)

El Gobierno de Chipre ha salido al paso de las informaciones publicadas el sábado sobre un posible acuerdo con la troika -- Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional--. Nada más lejos de la realidad, este domingo ha emitido un comunicado negando el acuerdo y asegura que la situación es complicada.

El Ejecutivo chipriota ha reconocido que las negociaciones con la troika atraviesan una "fase muy delicada". Por ello ha emplazado a continuar las negociaciones este domingo en Bruselas con el Eurogrupo. El encuentro será decisivo para evitar la quiebra del país.

La supuesta quita de los depósitos bancarios


En un comunicado, el Gobierno chipriota remarca que la situación es "muy difícil". Así pues, el presidente, Nicos Anastasiades, participa en la reunión extraordinaria con el resto de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea para continuar las negociaciones de las condiciones del rescate financiero.

La agencia Reuters, citando a una fuente anónima del Gobierno chipriota, informó el sábado de que el Ejecutivo de Chipre y la troika habrían acordado. Éste establecía la aplicación de una quita del 20% a los depósitos superiores a los 100.000 en el Banco de Chipre, la principal entidad bancaria del país.

Nuevos requisitos

En cambio, poco después una fuente gubernamental desmentía bajo la condición de anonimato dicho acuerdo a la agencia estatal de noticias, CAN.

Las posiciones de ambas partes han permanecido distanciadas debido a la intransigente postura del representante del FMI, quien, según dicha fuente chipriota, establecía "nuevos requisitos cada 30 minutos".

Condiciones del BCE

Todo ello con el plazo límite del lunes impuesto por el BCE para que el Gobierno de Chipre y la troika alcancen un acuerdo. En este sentido, el Ejecutivo asegura en el comunicado que los "plazos límites son muy estrechos".

En caso de que no haya un acuerdo, el BCE sostuvo el pasado jueves que cortará el flujo de liquidez que nutre a las entidades financieras chipriotas, lo que podría abocar al país a la bancarrota.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad