El presidente de Vox, Santiago Abascal. EFE

Cinco secundarios que serán protagonistas de la política en 2019

stop

Santiago Abascal (Vox), Teodoro García Egea (PP), Elsa Artadi (Crida Nacional), Manuel Valls (Ciudadanos) y Manuel Marchena (Tribunal Supremo)

Barcelona, 01 de enero de 2019 (04:55 CET)

El año 2018 ha significado el fin del marianismo y la llegada del sanchismo. Dirigentes de enorme peso político en el escenario español como Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal han desaparecido de la primera línea, abriendo el paso a nuevos liderazgos. Otros políticos como Carles Puigdemont y Susana Díaz se resisten a desaparecer, pero cada vez concentran menos focos.

El año 2019 girará, inevitablemente, en torno a la figura del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que tiene por delante un intenso ciclo electoral: municipales, autonómicas, europeas y generales. Nada más y nada menos.

Tantas elecciones son la garantía de un buen número de cadáveres políticos. Los llamados "alcaldes del cambio", por ejemplo, se juegan la supervivencia: Manuela Carmena en Madrid, Ada Colau en Barcelona, Xulio Ferreiro en Coruña, Martiño Noriega en Santiago, José María González 'Kichi' en Cádiz y Pedro Santiesteve en Zaragoza.

Antes de funeral alguno, sin embargo, habrá tiempo para contemplar la relevancia que adquieren cuatro secundarios de la política llamados a ser protagonistas.

Santiago Abascal

El líder de Vox sacudió inesperadamente el tablero político español con la contundente irrupción de su partido en Andalucía. Nadie pone en duda que su formación obtendrá un importante número de concejales y diputados en las próximas municipales y autonómicas de mayo. La duda es hasta qué punto conseguirá Abascal capitalizar este resultado político de cara a la prueba de fuego final: las elecciones generales que, probablemente, se celebren el próximo otoño.

Por el momento, el líder de Vox continúa limitando enormemente sus apariciones mediáticas. Abascal confía en que la corriente impulse su carrera política con una ventaja indiscutible: todos los partidos de izquierda y todos los partidos soberanistas han convertido a Vox en protagonistas de buena parte de sus mensajes.

Teodoro García Egea

El secretario general del PP, el principal hombre de confianza de Pablo Casado, tendrá un papel crucial en este año electoral. De la secretaría general de un partido depende toda la maquinaria estratégica y García Egea tiene la responsabilidad de engrasarla para mantener al PP como partido de gobierno en las instituciones de toda España.

No son tiempos sencillos para el PP, que ya ha debido afrontar en varios territorios su disminuida dimensión (en Cataluña, por ejemplo). Los populares compiten ahora con Ciudadanos y Vox por una misma bolsa de votantes, y la dirección del PP debe acertar con candidatos y con mensajes. Madrid (ayuntamiento y comunidad) será el gran termómetro y, por el momento, el PP ni siquiera tiene candidatos decididos. Ésta es la primera urgencia del secretario general del PP.

Elsa Artadi

La portavoz de la Generalitat y consellera de la Presidencia se resistió a convertirse en la heredera de Puigdemont como presidenta. Pero quienes conocen a Artadi aseguran que está esperando su momento, a la sombra de Quim Torra, antes de lanzarse a la carrera presidencial en Cataluña.

Artadi tendrá para ello su propia formación, la Crida Nacional per la República, cuyo recorrido también será intuible este 2019. Puigdemont quiere a Artadi como dirigente destacada de la Crida, pero los obstáculos que va a encontrar la nueva formación son numerosos: el primero, el Pdecat.

Manuel Valls

El experimento de un exprimer ministro de Francia metido en la arena electoral de Barcelona suscita enorme interés. El alcaldable Valls ha querido marcar su propio perfil distanciándose de Ciudadanos, el partido que arropa (y sufraga) su candidatura.

Las encuestas publicadas hasta ahora no conceden la victoria a Valls, ya que dan ventaja al veterano Ernest Maragall (ERC). Pero cinco meses es tiempo de sobras para todo en político: para un fracaso sonoro y para una remontada brillante. El cuerpo a cuerpo apenas ha comenzado.

Manuel Marchena

El quinto secundario no es político, pero va a ser uno de los grandes protagonistas de 2019. El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, estará al frente del juicio que acabará sentenciando a los dirigentes independentistas. 

Nunca un juicio habrá concentrado tanta atención mediática como el que viene. Marchena tiene en sus manos una sentencia sobre la que ya existen todo tipo de especulaciones. Apuntamos una por boca de un antiguo magistrado del Tribunal Constitucional: "No los van a condenar por rebelión".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad