CiU y ERC se bloquean y no alcanzarían la mayoría absoluta

stop

NUEVO MAPA CATALÁN

El líder de ERC, Oriol Junqueras

Barcelona, 07 de diciembre de 2014 (10:19 CET)

Artur Mas sigue valorando qué hacer. No tiene la lista unitaria que deseaba, y la votación sobre los presupuestos de 2015, el 17 de diciembre, sin ningún socio estable y con la Autoridad Fiscal reclamando más medidas adicionales para cumplir con el presupuesto de este mismo año, podría, incluso, no producirse si disuelve antes la cámara catalana.

Y es que CiU y ERC no sumarían mayoría absoluta, según una encuesta de Feedback para La Vanguardia, en la que –con 1.000 encuestas, justo por encima de las 800 que se considera el mínimo para lograr un trabajo fiable—la federación nacionalista se quedaría con 40 diputados, por los 50 que tiene ahora, y ERC sumaría 27, siete más que ahora.

La suma, 67, se queda a un diputado de la mayoría, y a cuatro de los actuales 71.


Mas capitaliza el 9N, pero CiU pierde 10 escaños más



La encuesta de Feedback, curiosamente la misma empresa que ha realizado encuestas para Convergència, también se refiere a la posible suma de una lista unitaria. En este caso, las dos fuerzas políticas obtendrían un peor resultado, y sólo sumarían 64 diputados.

La explicación que se ofrece es que las reticencias entre los votantes convergentes y republicanos llevarían a una resta, más que a una suma. Lo que aparece ahora, eso sí, es que CiU quedaría por delante de ERC, y que Artur Mas estaría capitalizando el liderazgo del 9N, aunque la federación nacionalista pierde 10 escaños más respecto a las elecciones de 2012.

Ni los 90 diputados necesarios para reformar el Estatut



El bloque soberanista suele incluir a la CUP para decir que la mayoría absoluta está asegurada. En este caso, la formación que lidera David Fernández, uno de los dirigentes mejors valorados, junto con Oriol Junqueras –cosas de la opinión pública catalana—ofrecería 8 escaños a esa suma.

La CUP pasa de los tres actuales a 8. Pero el bloque soberanista se quedaría con 75 escaños, mayoría absoluta sí, pero lejos de los 90 que se necesitan, por ejemplo, para reformar el Estatut.

La encuesta lo que ofrece es la irrupción de Podemos, que se situaría como cuarta fuerza política, con 14 diputados. En paralelo, también logra un resultado enorme Ciutadans, que pasaría de los 9 actuales a los 19 escaños, siendo la tercera fuerza política.

Hundimiento del PP catalán, del PSC y de ICV



El PP se hunde, y le ocurre exactamente lo mismo que a Ciutadans, pero al revés, al pasar de los 19 diputados a 9. El 56% de los votantes del PP catalán aseguran que encontraron insatisfactorio el discurso de Mariano Rajoy de la pasada semana en Barcelona. Es decir, el PP catalán vive una situación de auténtico desplome.

Aunque los votantes populares suelen ser siempre muchos más de lo que indican las encuestas. En cualquier caso Alicia Sánchez-Camacho sale como la peor valorada, con un 1,4, algo más que Rajoy, que sólo consigue un 1,2.

El PSC también pierde muchos votantes, y pasa de los actuales 20 a 12 diputados. Su electorado se divide entre Podemos y Ciutadans.

Crisis económica y corrupción


Y se hunde ICV, que pasa de 13 diputados a 6, sufriendo también un trasvase de electores hacia Podemos o la CUP.

Este sería el panorama de un Parlament totalmente dividido, que haría muy complicada la gobernabilidad.

El mensaje es que hasta un 71% de los encuestados asegura que se movilizaría, porque lo considera como el principal problema, por la recuperación económica y la salida de la crisis, mientras que el 47% afirma que irá a votar para castigar a los partidos por la corrupción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad