Colau resiste y Barcelona no será municipio independentista

stop

Una abstención polémica

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

en Barcelona, 07 de septiembre de 2015 (14:32 CET)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha resistido este lunes al envite de los partidos independentistas para que apoyase, o diese libertad de voto a sus concejales, a la adhesión de la ciudad a la Associació de Municipis per la Independencia (AMI). Finalmente, los 11 ediles de Barcelona en Comú se han abstenido y la capital catalana no será municipio independentista.

Como estaba previsto, el a la adhesión ha ganado con el voto de los 17 concejales de Convergència (9), ERC (5) y la CUP (3), mientras que el no ha cosechado 12 votos de Ciutadans (5), PSC (4) y PP (3). Además de los 11 de Barcelona en Comú, también se ha abstenido la edil de Unió, Sònia Recasens.

La AMI exige a los municipios que se adhieran a la asociación que lo hagan por mayoría absoluta –en Barcelona serían 21 de los 41 concejales–, un resultado al que no se ha llegado en la votación que se ha celebrado en el pleno extraordinario de este lunes, solicitado por los grupos municipales de CiU, ERC y la CUP.

Presiones independentistas

Los partidos independentistas, encabezados por ERC, que apoyó la investidura de Colau, habían presionado en las últimas semanas a Colau para que votara a favor de ingresar en la AMI o, al menos, diera libertad de voto a sus concejales, lo que, según los cálculos del partido republicano, habría propiciado una mayoría favorable a declarar la ciudad municipio independentista.

Sin embargo, Barcelona en Comú se ha decantado por la abstención argumentando que el partido se ha comprometido a consultar a la población, como ha repetido Colau en numerosas ocasiones, y que la AMI trabaja al servicio de Convergència, según ha dicho en el pleno de este lunes el teniente de alcalde Jaume Asens.

¿Cambio de pareja?

La decisión de Colau y sus consecuencias han indignado a Jaume Bosch, líder municipal de ERC, que ha retirado "simbólicamente la confianza" que los republicanos le dieron votando a favor de su investidura como alcaldesa por las "decepciones" de los cien primeros días de mandato. Las más importantes, que haya desistido de acudir a la manifestación de la Meridiana el 11S y, por supuesto, la de este lunes.

Ante el cabreo de Bosch, le ha salido a Colau una posible, aunque extraña, pareja: "Ya que Bosch le retira su apoyo, C's sí que estará de su parte para recuperar Barcelona", ha ofrecido Carina Mejías, líder del grupo municipal de Ciutadans
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad