Ada Colau, en un pleno municipal. AJUNTAMENT DE BARCELONA

Ada Colau volvería a ganar las elecciones en Barcelona (según su encuesta)

stop

Barcelona en Comú obtendría el 16,2% de los votos según el último Barómetro municipal, ERC cae cuatro puntos y el porcentaje de indecisos se dispara

Barcelona, 02 de julio de 2018 (13:28 CET)

Ada Colau volvería a ganar las elecciones municipales en Barcelona, porque, pese a que se estanca en intención de voto, la Esquerra Republicana de Barcelona de Alfred Bosch se desploma. Así lo indica la última edición del barómetro semestral de Barcelona, realizado por el propio ayuntamiento y que mide la intención directa de voto, sin ponderar con recuerdo de voto.

La encuesta indica que Barcelona en Comú (BC), el partido de la alcaldesa, obtendría el 16,2% de los votos, y ERC volvería a ser la segunda fuerza, con el 12,4. En cambio, deja muy lejos de la alcaldía a partidos como el Pdecat y Ciudadanos, que según algunos sondeos aparecidos en la prensa, tendría opciones de ganar.

La encuesta supone volver a la situación habitual previa al barómetro de diciembre, efectuado durante el intervalo que iba de la aplicación del 155 y las elecciones del 21-D, y en el que  Esquerra, con el 16,5% de intención de voto, avanzaba por primera vez a BC, que obtenía el 16,3%, una décima más que ahora.

Ciudadanos sólo obtendría el 5,2% de los votos a la alcaldía de Barcelona, mientras que el PP desaparecería del pleno

La actual encuesta, efectuada entre el 4 y el 15 de junio, es decir, ya con un gobierno efectivo en la Generalitat e inmediatamente después de la moción de censura que descabalgó a Mariano Rajoy de La Moncloa, vuelve a situar a los comunes en cabeza con ERC en el segundo puesto. Es decir, las posiciones que se han mantenido en todos los barómetros de este mandato salvo el de hace medio año.

El tercer puesto vuelve a ser para el PSC, pese a que, con el 6,1% de intención de voto, los de Jaume Collboni pierden 3,2 puntos. El ránquing lo completan el Pdecat, al que votarían el 5,6% de los encuestados; Cs, con un 5,2%, la CUP, que mantiene el mismo 3,6% que obtuvo hace seis meses, y el PP, que siempre es el partido con más voto oculto en la encuesta municipal, y que esta vez obtiene su peor resultado de la serie histórica: un 0,6%.

Más indecisos que nunca

Salvo la CUP, todos los partidos caen en intención de voto, porque los que dicen no saber a quién votarían son un 34,9%, más que nunca, y la suma de estos, los abstencionistas (un 6,6%) y los que no contestan a quién votarían (7,5%) se eleva al 49%, el porcentaje más alto desde diciembre de 2016.

Pese a esa alta volatilidad, BC mantiene una intenció de voto estable: en los tres años de mandato y los seis barómetros efectuados en ese tiempo, ha oscilado entre el 15,1 y el 17,9%. Y Colau sigue teniendo un tirón indiscutible. Siendo la líder municipal más conocida por la población (el grado de desconocimiento entre los encuestados es un ínfimo 0,6%), sigue siendo también la mejor puntuada, con una nota de 5,4 sobre 10.

La nota solo se la iguala el ex alcalde Xavier Trias, que dejará el Ayuntamiento al final del mandato. Bosch, con un 5,3, y Collboni, con un 5, son los otros dos líderes que también aprueban. Carina Mejías (Cs) saca un 3,1; María José Lecha (CUP), un 4,6, y Alberto Fernández (PP), un 2,7.

Además, el gobierno de Colau puede presumir de la valoración de la gestión municipal, que el 55,1% de los 800 entrevistados –el porcentaje más alto de todo el mandato- considera buena o muy buena.

El encaje de Cataluña, principal problema

Otra cuestión es hasta qué punto eso pesará cuando lleguen las municipales de 2019, unos comicios inciertos en los que está por ver hasta qué punto fructifican los intentos de candidaturas unitarias planteados con el objetivo de derrotar a Colau en el seno del independentismo, y también la que pretende impulsar, en el otro extremo del arco ideológico, Cs alrededor de la figura del ex primer ministro francés Manuel Valls.

Sobre todo, porque en encaje de Cataluña en España sigue ganando terreno como el problema más grave que a ojos de sus ciudadanos tiene Barcelona. En el barómetro de diciembre, se situó por primera vez a la cabeza de esa lista, apuntado por el 11,3% de los encuestados, y ahora ese porcentaje crece hasta el 14,2%. De hecho, el 16,7%  también consideran que ese el problema personal que más les afecta.

El problema del acceso a la vivienda también se dispara: es apuntado por el 12,3% (en diciembre, fueron el 4,8%) y se encarama a la segunda posición del ránquing de problemas de la ciudad, mientras que en el de preocupaciones personales, la segunda más recurrente, señalada por el 13,3%, es la del paro y las condiciones laborales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad