Collboni se apoya en un grupo de economistas para crear 30.000 empleos en BCN

stop

ELECCIONES MUNICIPALES

Jaume Collboni, en la reciente conferencia municipal del PSOE

Barcelona, 14 de abril de 2015 (21:39 CET)

A por todas. El socialista Jaume Collboni sabe que el propio proyecto del PSC se la juega en las elecciones municipales, que la erosión en los dos últimos años ha sido enorme, y que recuperar la ciudad de Barcelona es crucial. El objetivo, como todos los candidatos, es el de ganar, pero si no se alcanza la victoria, Collboni quiere ser una pieza fundamental para formar el gobierno municipal.

Y para ello ha buscado el concurso de un grupo de economistas para lanzar un programa económico ambicioso. Pretende crear 30.000 puestos de trabajo en los próximos cuatro años; una inversión de 4.220 millones en transporte público; un plan de mil millones para rehabilitar 80.000 viviendas, y reactivar la pequeña empresa e impulsar con mayor brío la economía creativa y digital.

En juego, el futuro del PSC


Conscientes muchos de los economistas que suelen colaborar con el PSC, sean o no socialistas, de lo que se juega Collboni, el programa es detallado, y, según el propio candidato, "riguroso y posible". Entre los que han contribuido figuran Antoni Zabalza; Gonzalo Bernardos; Maite Costa; Javier Asensio, Joan Trullén, Francesc Trillas, Martí Parellada, Gosta Esping-Andersen, o Joan Francesc Pont.

También han participado Montserrat Ballarín, profesora de derecho financiero y tributario que irá de número cuatro en la lista de Collboni, el ex conseller Josep Maria Rañé, Marc Murtra, David Fuentes, Raül Blanco o Maurici Lucena, economista y portavoz del grupo parlamentario del PSC.

Amortizar la deuda más o menos rápido


El equipo económico de Collboni parte de una premisa. ¿Es lógico o no que el Ayuntamiento de Barcelona, de los más saneados de España, acumule un superávit de 220 de millones de euros en los últimos tres ejercicios en una situación de grave crisis social?

El alcalde Xavier Trias entiende que lo mejor "es no depender del ministro Montoro", y que parte de ese dinero ya tiene un destino, con inversiones acordadas con el grupo municipal del PP.
Pero el superávit es una realidad, y lo es también la decisión del gobierno municipal de CiU de ir amortizando la deuda. Entre 2011 y el 2014 la deuda ha pasado de representar el 57,9% de los ingresos corrientes, al 38,4%, muy por debajo del 60% que se exige por ley. Se trata de una apuesta del alcalde Trias, que Collboni no secunda, y que se dirimirá en las urnas.

Paliar las diferencias de renta en los barrios


El PSC, en todo caso, juega fuerte. El programa económico consta de dos ejes. Uno de ellos se centra en propuestas de reactivación económica. El segundo eje busca atacar las desigualdades sociales, que en Barcelona se han disparado entre los barrios de mayor renta y los de menos ingresos.

Collboni aseguró este martes que "el modelo económico determina el modelo de ciudad y el problema más grave que tiene la ciudad es la economía". 

Rehabilitación de viviendas


En el capítulo de infraestructuras de transporte, el equipo económico propone una inversión de 700 millones para finalizar el nuevo eje urbano de la estación del AVE de la Sagrera; 1.300 millones para finalizar la L9 del Metro; 150 millones para las conexiones del Puerto de Barcelona con el corredor mediterráneo y 70 millones para reducir la contaminación en el Puerto. 

Pero el plan en el que apuesta con claridad Collboni es el de rehabilitación urbana y mejora de los barrios, con una inversión de mil millones de euros, que podría alcanzar a 80.000 viviendas. La razón es que "el 70% de nuestra infraestructura de vivienda es de los años 70", según Collboni.

Con todo ello, se pretende generar en los próximos cuatro años unos 30.000 puestos de trabajo, teniendo en cuenta que hay 100.000 parados en Barcelona.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad