Comienza la guerra entre Mas y Duran

stop

La carrera hacia el 27S

Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida cuando aún eran socios.| EP

en Barcelona, 04 de agosto de 2015 (19:39 CET)

Artur Mas y Josep Antoni Duran no fueron nunca los mejores amigos, pero eran socios en CiU y se toleraban el uno al otro. Hace unas semanas, rompieron y cada uno se fue por su lado: Mas, por el camino del independentismo con su lista conjunta. Duran, por la tercera vía presentándose a unas elecciones por primera vez en solitario.

Pese a la ruptura, ambos políticos trataron de mantener las formas y de herirse lo menos posible. Hasta este martes. El presidente de la Generalitat ha abierto la veda durante la rueda de prensa de balance de la legislatura al lanzar toda su artillería contra Unió, el partido de Duran. El president ha puesto el dedo en la herida al subrayar que "a Unió ya sólo le queda medio partido, porque la otra mitad está con nosotros [con CDC] en la lista de Junts pel sí".

"Mas es consciente de que las elecciones no convienen a Cataluña"

Mas se refería al hecho de que varios ex dirigentes de Unió, críticos con la gestión de Duran, se han desmarcado de la formación democristiana y han creado un nuevo partido de corte inequívocamente independentista con las siglas Demòcrates de Catalunya. Antoni Castellà y Núria de Gispert están al frente de esa nueva formación.

A Duran no le han sentado bien esos comentarios y no ha tardado en reaccionar. Lo ha hecho desvelando que Mas no quería celebrar elecciones en septiembre, porque es consciente de que no le convienen ni a su partido, CDC, ni a Cataluña.

"Se le ha ido de las manos"

"Si fuese por el presidente Mas, no habría elecciones el 27S. Pero se le ha ido de las manos", ha explicado Duran a través de un apunte en su blog. "Las elecciones del 27S son tan excepcionales que no las quería ni quien las ha convocado", ha insistido Duran en referencia al adjetivo "excepcional" que usó Mas el lunes tras firmar el decreto para llamar a los catalanes a las urnas.

"Continúa siendo un caso muy excepcional. Inédito, ¡vaya! Y tampoco es normal que se anticipen unas elecciones en tiempos de turbulencias económicas y de graves consecuencias sociales. Un gobierno serio invierte su tiempo en generar confianza", ha sentenciado el líder de Unió.    

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad