Alfons Conesa (d) cuando era director de la Agencia Catalana de Consumo del gobierno de Artur Mas. Un juzgado penal lo condenó a seis meses de suspensión de empleo cuando ya se había jubilado. /GENCAT.CAT

Competencia sanciona al hermano de Mercè Conesa

stop

Competencia sanciona un abogado por recibir un contrato de una agencia de la Generalitat cuando la presidía su padre

Economía Digital

Alfons Conesa (d) cuando era director de la Agencia Catalana de Consumo del gobierno de Artur Mas. Un juzgado penal lo condenó a seis meses de suspensión de empleo cuando ya se había jubilado. /GENCAT.CAT

Barcelona, 13 de septiembre de 2018 (14:00 CET)

La Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) ha sancionado al abogado Alfons Conesa Pagès por infringir la ley de defensa de la competencia en el ámbito de la contratación pública de la Generalitat. Este abogado es hijo de Alfons Conesa Badiella, que fue director de la Agencia Catalana de Consumo durante los gobiernos de Artur Mas, y hermano de Mercè Conesa, actual presidenta del Puerto de Barcelona.

La ACCO ha impuesto una sanción de 10.000 euros a Alfons Conesa júnior por un contrato adjudicado por la Agencia Catalana de Consumo en 2013 cuando estaba dirigida por su padre. Competencia indica que la mencionada agencia se coordinó con un grupo de abogados para adjudicarles un contrato de servicios. Este contrato tenía por objeto analizar las demandas ciudadanas interpuestas contra las entidades financieras por la emisión de preferentes.

En un dictamen, la ACCO sanciona los despachos AGM Abogados y Sede Central con 40.000 euros, así como a los abogados Miguel Huertas (4.000 euros), Manuel Troyano (4000 euros) y Alfons Conesa júnior (10.000 euros). Considera que infringieron la ley de defensa de la competencia por “coordinar sus comportamientos” con la Agencia catalana de Consumo para adjudicarse un contrato de servicios.

Condena judicial para Alfons Conesa padre

Un juzgado penal de Barcelona condenó en marzo pasado al exdirector de la Agencia Catalana de Consumo a seis meses de suspensión de cargo público por un delito de falsedad de certificados en relación a este mismo caso. En una sentencia de conformidad (ver documento) pactada por la fiscalía y la defensa, Conesa reconoció el delito. En la actualidad, ya está jubilado y no ostenta ningún cargo público. Por este motivo no le afecta la pena impuesta. Después de abandonar la Generalitat en marzo de 2016, Conesa Badiella pasó a prestar sus servicios en el área de consumo de la patronal Cecot.

El sindicato CC.OO denunció a Conesa ante la Oficina Antifraude porque la Agencia Catalana de Consumo de la Generalitat, de la que era director, contrató al bufete AGM Abogados, con el que su hijo mantenía una relación mercantil. El importe de la licitación se elevó a 60.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad