Convergència culpa a Hacienda y la fiscalidad por la fuga de Derby Hotels

stop

Francesc Homs, cabeza de lista para las generales, desvincula la deslocalización empresarial con el proceso soberanista

Francesc Homs, el hombre de CDC en Madrid.

en Barcelona, 21 de noviembre de 2015 (17:30 CET)

El exilio madrileño de Jordi Clos sigue coleando. El cabeza de lista de Democràcia i Llibertat (la nueva nomenclatura de Convergència Democràtica de Catalunya para las elecciones generales), Francesc Homs, ha asegurado hoy que si alguna empresa ha decidido trasladar su sede de Barcelona a Madrid ha sido "por culpa de la fiscalidad y del funcionamiento del Ministerio de Hacienda".

Homs ha respondido a la nota que hizo pública este viernes el Cercle d'Economia, que aseguró que las empresas estaban abandonando Cataluña por la situación política. En el comunicado, pidió la configuración de un gobierno estable y respetuoso con la legalidad vigente o la convocatoria de nuevas elecciones.

Nada que ver con el proceso soberanista

En un acto en Olot (Girona), el dirigente nacionalista ha negado que el proceso soberanista haya influido en estas decisiones y ha asegurado que los problemas que tienen las compañías catalanas son "de falta de inversiones en infraestructuras, falta de una política de fiscalidad adecuada y falta de políticas de cohesión social".

Homs ha subrayado además que el Gobierno español ha "boicoteado" proyectos claves para la economía catalana, como el Corredor Mediterráneo, ya que es "un gobierno retrógrado, en contra del progreso y el desarrollo económico".

"Si alguna empresa se ha tenido que deslocalizar es por culpa de la fiscalidad y del funcionamiento del Ministerio de Hacienda, que es una de las administraciones tributarias más perjudiciales que hay en el mundo occidental, por su arbitrariedad e irresponsabilidad jurídica que genera", ha manifestado Homs.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad