Convergència pierde: La ANC no presionará por la unidad de las listas independentistas

stop

La organización soberanista propone una hoja de ruta con actos de desobediencia al Estado, y de apoyo a los políticos imputados por promover el proceso

Votación en la Asamblea Nacional de Cataluña, en Manresa.

Barcelona, 17 de abril de 2016 (17:45 CET)

La Asamblea Nacional de Cataluña, que ya venía cruzada por rumores de divergencias en su seno, prefiere evitar el compromiso de forzar una lista única independentista en caso de que haya una repetición de las elecciones generales en junio. El subterfugio que presentó la ANC es que las fuerzas soberanistas tengan una "unidad política" ante los comicios.

Para el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, las diferentes enmiendas que hubo a la hoja de ruta inicial no es un sinónimo de división en las fuerzas soberanistas, sino un reflejo de que la entidad "es plural".

Cambios a medias

La agrupación votará a su nuevo presidente el próximo 14 de mayo, además de otros quince miembros de su secretariado nacional. Sànchez no dio indicios si se presentará a un nuevo mandato.

Se esperaba que la asamblea convocada en Manresa modificara los estatutos para agilizar su funcionamiento, pero esto quedó a mitad de camino. Por ejemplo, los 2.000 asistentes rechazaron la propuesta de que el futuro presidente de la ANC pueda ser elegido en forma directa, por lo que se seguirá eligiendo a un secretariado de 75 miembros, que designará al nuevo presidente.

Los independentistas no harán un acto por la Diada, sino que serán cinco celebraciones. Una, cae de maduro, será en Barcelona, pero no se precisaron cuáles serán las otras cuatro ciudades catalanas elegidas como escenario de los festejos del 11 de Septiembre. Lo que se espera que el acto de Barcelona "tenga una gran proyección internacional", dijo el presidente Sànchez, porque que ese día se iniciará formalmente "el proceso constituyente".

Actos de desobediencia

La nueva hora de ruta de la ANC pasa por montar una serie de acciones de "desobediencia al Estado español". Por ejemplo, para mediados de julio, planean organizar un acto de apoyo a los cargos electos que están imputados por dar soporte al proceso independentista, como el expresidente catalán Artur Mas, el diputado Francesc Homs o la ex vicepresidenta Joana Ortega.

Sànchez no ha descartado que en algún momento de la hoja de ruta se realice una declaración unilateral de independencia. No puso fecha ni mecánica, sólo se limitó a decir "si podemos, lo haremos con las urnas, y si no, con el mandato del 27S". Para Sànchez, que haya una mayoría de diputados independentistas pero no de votos a favor del soberanismo es un detalle menor.

Aumento de cuotas para paliar el déficit

La asamblea nacionalista contó con diversos representantes políticos del independentismo, como la presidente del Parlamento catalán, Carme Forcadell, los diputados de CDC Jordi Turull y Lluís Maria Corominas, los de ERC Isaac Peraire y Laura Vilagrà, Albert Botran de la CUP, y de representantes de agrupaciones que no son abiertamente soberanistas, como Catalunya sí que es pot.

Los asambleístas aceptaron la gestión económica del 2015, que presentó un déficit de 132.049 euros. Para salir de los números rojos, aprobaron que aumente la cuota de los asociados a un euro mensual. El año pasado, la ANC recaudó cerca de dos millones de euros con las cuotas, y otro millón con la venta de camisetas y productos de merchandising.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad