El presidente del Parlament, Roger Torrent. EFE
stop

Cs acusa a los miembros de JpC y ERC de la mesa del Parlament de prevaricación por tramitar la moción independentista pese a los avisos de los letrados

Barcelona, 13 de agosto de 2018 (14:00 CET)

La política catalana sigue instalada en la tortuosa senda en la que se enreda con los procesos judiciales. Ahora es Ciudadanos quien ha denunciado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) a los miembros de Junts per Catalunya (JpC) y ERC de la Mesa del Parlament, con el presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, a la cabeza.

El motivo: la admisión a trámite de la moción rupturista impulsada por la CUP y que el Parlament acabó aprobando el 5 de julio. Cs ya anunció poco después de la aprobación que preparaba una denuncia contra Torrent.

El partido naranja entiende que pudo haber prevaricación, porque la mayoría independentista de la mesa aceptó incluir la moción en el orden del día pese a las advertencias en sentido contrario emitidas tanto por Cs, el PSC y el PP como por los letrados de la propia cámara.

Moción de ruptura

La moción, que fue aprobada con los votos de JpC, ERC y la CUP, reafirmaba "los objetivos políticos" de la resolución del 9 de noviembre de 2015 con la que el Parlament pretendía dar el pistoletazo de salida al proceso política que tenía que culminar en la independencia de Cataluña, y que acabó tumbada por el Tribunal Constitucional (TC).

El texto señala que el "Parlament de Cataluña, antes las actuaciones del Estado, por medio del TC, el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional y la Fiscalía, de judicialización y persecución de los actos consecuentes con su mandato democrático ratifica su firme voluntad de llevar a cabo las actuaciones necesarias previstas y aprobadas por este Parlament, para alcanzar y culminar democráticamente la independencia de Cataluña". 

Avisos reiterados

El letrado de la cámara Ferran Domínguez ya advirtió en una reunión de la mesa de que celebrar el debate sobre ese texto podría contravenir resoluciones del TC, y los servicios jurídicos emitieron un aviso en el mismo sentido por escrito que se leyó al principio de la sesión en la que se votó la moción. De hecho, Cs, PSC y PP se negaron a participar en la votación.

El gobierno de Pedro Sánchez recurrió de inmediato al TC la moción, que no tenía ninguna traducción práctica. El Constitucional admitió a trámite el recurso y con ello la suspendió el 17 de julio. 

La denuncia, que Cs presentó el viernes según ha informado este lunes, está dirigida contra Torrent; el vicepresidente primero de la mesa, Josep Costa; el secretario primero, Eusebi Campdepadrós, y la secretaria cuarta, Adriana Delgado, que son los que votaron a favor de tramitar la moción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad