Carles Riera, portavoz de la CUP en el parlamento catalán. Una parte de la formación decidió concurrir a las elecciones generales del próximo 28A en contra de la opinión del sector mayoritario. /EFE

La CUP se parte en dos por las elecciones del 28 de abril

stop

La CUP amenaza a su sector disidente de Poble Lliure, el más independentista, por su decisión de concurrir a las elecciones generales del 28A

Economía Digital

Carles Riera, portavoz de la CUP en el parlamento catalán. Una parte de la formación decidió concurrir a las elecciones generales del próximo 28A en contra de la opinión del sector mayoritario. /EFE

Barcelona, 13 de marzo de 2019 (11:22 CET)

La CUP descartó presentarse a las elecciones generales del próximo 28 de abril. No obstante, uno de los sectores de esta formación, denominado Poble Lliure, el más independentista, se propone presentar listas en solitario o junto a otros grupos radicales. Así lo decidió en una asamblea este martes.

El sector mayoritario de la CUP, encuadrado en Endavant OSAN, de corte anticapitalista, siempre ha sido contrario a participar en las elecciones generales y amenaza a sus socios de Poble Lliure. Las diferencias entre ambos sectores podrían desembocar en una ruptura.

La organización Poble Lliure decidió el martes presentar una candidatura por su cuenta en las elecciones del 28ª pese a que, el pasado domingo, el comité político (máximo órgano de decisión) de la CUP rechazó concurrir a estos comicios.

Poble Lliure mantiene la decisión de articular una candidatura al margen de la CUP, a pesar de que están integrados en esta última formación.

La decisión adoptada unilateralmente por parte de Poble Lliure ya ha provocado una advertencia de la CUP. En un comunicado, amenazan con que esta decisión "puede tener consecuencias".

Poble Lliure anunció, antes de la reunión del consejo político de la CUP del pasado domingo, que era favorable a la presentación de una candidatura en las elecciones del 28A. La CUP nunca se ha presentado a unas elecciones generales. Así lo ratificó de nuevo tras abrirse el debate sobre una posible participación.

La CUP amenaza a los disidentes

Según indicaron fuentes de la CUP a Efe, que Poble Lliure haya hecho caso omiso a la decisión mayoritaria adoptada por el máximo órgano de dirección de la CUP y quiera ahora presentar una candidatura electoral por su cuenta, le ha valido fuertes críticas del resto de sectores que conviven dentro de la formación anticapitalista.

En este comunicado, la CUP señala que ha activado “el mecanismo y los espacios de debate de la organización” para dar respuesta al anuncio de Poble Lliure.

"La CUP -añade el comunicado- quiere constatar que considera que la decisión de Poble Lliure es trascendental" para la propia CUP, así como "para la unidad popular y para la izquierda independentista" ya que "afecta directamente al marco de relaciones establecido hasta ahora".

Indican que llevarán a cabo "un proceso asambleario de debate interno" y advierten que la decisión de Poble Lliure "puede tener consecuencias" que "habrá que analizar y evaluar a corto y medio plazo".

El debate que se abrirá internamente dentro de la CUP tendrá que "dar respuesta a esta situación y a las relaciones políticas que se deriven de ella" además de servir "para abordar los acontecimientos en relación a las elecciones del 28A".

Por su parte, Poble Lliure tendrá que decidir en los próximos días si concurre sola a los comicios o bien en coalición con otras fuerzas de la izquierda alternativa, como por ejemplo con Pirates de Catalunya o con Som Alternativa. Esta última está liderada por Albano Dante Fachin, ex secretario general de la marca catalana de Podemos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad