¿Deberá Rajoy devolver las pagas extras a los funcionarios?

stop

AUSTERIDAD

06 de abril de 2013 (20:41 CET)

El fallo del Tribunal Constitucional de Portugal, contra la supresión de la paga extra de los funcionarios y otras medidas del plan de ajuste que aprobó el Gobierno del conservador Passos Coelho, puede crear un precedente. En todo caso ha animado a los colectivos de funcionarios de otros países que se ven castigados por las políticas de austeridad dictadas por la Comisión Europea. Y en España el debate ya se ha iniciado.

El sindicato mayoritario español en la función pública, CSI-F, ha reclamado al Gobierno de Mariano Rajoy que “tome nota” de lo sucedido en Portugal, y devuelva la paga extra que no se pagó en Navidad, dentro de un paquete de medidas para reducir el déficit público.

La plataforma sindical y de asociaciones de empleados públicos (integrada por CSI-F, CC OO, UGT y otras 33 asociaciones) intentaron modificar la medida con la interposición de un recurso contencioso-administrativo.

Similitudes con Portugal

En un comunicado, la central sindical CSI-F se congratula por la decisión del TC portugués y señala que existen claras similitudes. “En buena parte, los argumentos esgrimidos por los sindicatos españoles vienen recogidos en la sentencia del tribunal portugués, dado que la retirada de la paga extra vulnera el principio de igualdad a la hora de afrontar los sacrificios en las medidas adoptadas para la salida de la crisis, como ha ocurrido en España”, asegura.
 
Y añade que, “de hecho, atendiendo a las razones de los sindicatos, la Audiencia Nacional ha elevado una cuestión de inconstitucionalidad contra el decreto de recortes del Gobierno, en este caso, porque las medidas aplicadas por el Ejecutivo vulneran las garantías constitucionales que impiden aplicar una norma con carácter retroactivo y confiscatorio”.

Esa es la verdadera esperanza de los funcionarios españoles, que podrían poner en un aprieto muy serio al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Y es que hacen referencia a un recurso presentado por los trabajadores de la empresa pública tabaquera Cetarsa.

Personal laboral y funcionarios

El colectivo planteó ante la Audiencia Nacional las dudas que surgían sobre la  retroactividad de la medida. Y el tribunal consideró que existen razones suficientes para aceptar el recurso. El argumento es que las pagas extraordinarias forman parte del salario del trabajador y si se suspende una de ellas se podría considerar que se atenta contra el principio de “irretroactividad de los derechos individuales”.

La Audiencia, así, elevó al Constitucional la supresión de esa paga extra para el personal laboral. Y, en función de la decisión que adopte el TC, la medida podría afectar a todo el personal laboral que se encuentra al servicio de la administración y al de las empresas públicas, que agrupa a 875.000 empleados.

La decisión, en cualquier caso, afectaría también a los funcionarios públicos, pese a que éstos deban dirigir sus recursos por vía contencioso administrativa.

Lo que ha ocurrido en Portugal, que ha creado una gran inestabilidad en el Gobierno conservador, puede, por tanto, ser de vital importancia para el conjunto de Europa. Los países del sur se siguen resistiendo, con mayor o menor acierto, frente a las políticas de la Comisión Europea, y crean mayores dificultades al proyecto europeo que dirige Alemania.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad