Demandan al Gobierno por incluir el vapeo en su campaña antitabaco

stop

La compañía Myblu denuncia que Sanidad mantiene la campaña "a pesar de reconocer que los cigarrillos electrónicos no son productos de tabaco"

Madrid, 05 de noviembre de 2019 (17:10 CET)

Myblu Spain ha presentado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ante la negativa del Gobierno a cesar o rectificar la campaña 'El tabaco ata y mata. En todas sus formas', por entender que promueve y difunde información no veraz al identificar el vapeo y los cigarrillos electrónicos con el tabaco.

La compañía señala que el informe "del propio Ministerio de Sanidad que se acompaña a esta insólita decisión", en referencia a la negativa de ese departamento a cesar o rectificar la campaña, "reconoce que en los cigarrillos electrónicos no se consume tabaco y, por tanto, que esa campaña no es veraz, a pesar de lo cual desestima la solicitud de Myblu de rectificar esa información". 

Explica que el Gobierno justifica "la falsa identificación del vapeo con el tabaco" que transmite la campaña en las “necesidades propias del lenguaje publicitario”, además del “carácter limitado y de tipo sintético” de este tipo de campañas.

El vapeo puede contener nicotina o no, pero nunca contiene tabaco

Sin embargo, Myblu considera que esta campaña atenta contra el derecho fundamental de todos los ciudadanos a recibir información veraz reconocido por artículo 20 de la Constitución Española, "el cual deben los poderes públicos observar con especial intensidad, y particularmente el Ministerio de Sanidad, pues informar sobre si un producto es tabaco o no lo es, constituye un dato esencial en una cuestión sanitaria que afecta a todos los ciudadanos".

Los vapeadores pueden llevar o no nicotina, pero nunca llevan tabaco
Campaña del Ministerio de Sanidad que incluye erróneamente los vapeadores entre las formas de consumir tabaco.

De hecho, Myblu afirma en un comunicado que desde que el ministerio inició esta campaña, muchos de los consumidores que habían optado por el vapeo han retornado hacia el tabaco, al recibir el mensaje de que vapear y fumar son la misma cosa. "Esto es especialmente grave, puesto que aparte del daño en la credibilidad del ministerio en un asunto de salud pública, se está evitando con esta campaña que estos consumidores hayan abandonado el tabaco definitivamente", advierte la compañía.

Asimismo, indica que también la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, admite en una entrevista reciente que “es difícil” aplicar la normativa de tabaco a estos productos porque precisamente no son tabaco. Desde Myblu aprecian que "la ministra empiece a reconocer la realidad", pero no entienden que no se cese o rectifique esta campaña "que está produciendo una gran confusión en los ciudadanos en un asunto tan relevante". 

El vapeo como método para dejar de fumar

Además, desde la compañía indican que "agradecerían que antes de propugnar ningún cambio normativo tuviese en cuenta que la normativa que existe ya en España sobre el vapeo es esencialmente la misma que existe en toda la UE y valorara los recientes estudios científicos que reconocen la efectividad del vapeo como método para dejar de fumar".

Finalmente, Myblu destaca que se ve obligado a interponer este recurso "ante el empecinamiento del Gobierno en no rectificar y no enmendar el error que admite en su propio informe". A juicio de la compañía, con la continuidad de la campaña se está alimentando la confusión "y desaprovechando una oportunidad magnífica para que muchos fumadores abandonen el tabaco y opten por alternativas mucho menos nocivas, pues hay recientes estudios científicos oficiales de países avanzados en esta materia, como el del Ministerio de Sanidad de Reino Unido, que sigue afirmando que vapear es un 95% menos perjudicial que fumar".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad