Diana Garrigosa se responsabiliza de llevar a Maragall a un acto de ERC

stop

POLÉMICA

Diana Garrigosa y Pasqual Maragall, en un mitin de ERC./EFE/Andreu Dalmau

19 de mayo de 2014 (12:03 CET)

Dubitativa, mostrando sorpresa por la repercusión que ha tenido, principalmente en las redes sociales, la mujer del President Pasqual Maragall, Diana Garrigosa, ha asegurado este lunes en Rac1 que nadie, ni Ernest Maragall, ni Esquerra Republicana, le pidió que lo llevara a un mitin electoral de los republicanos. “En ningún momento dijimos que iríamos a ese mitin, y nadie nos pidió que fuéramos”, ha afirmado.

Según Garrigosa, en otro tiempo una antinacionalista convencida, tenía pensado ir con su marido, enfermo avanzado de Alzheimer, a un acto de homenaje al poeta Joan Maragall. Pero que le informó que, a la misma hora, se celebraba un mitin de su hermano Ernest Maragall, que forma parte, con su partido NEC, de la candidatura de los republicanos a las elecciones europeas. Y que Pasqual Maragall “se interesó” por ese mitin, y le pidió ir.

Diana Garrigosa afima que Pasqual Maragall era “consciente” de a dónde iba, y que “estaba contento de poder ayudar a su hermano”.

La intervención del President


A la pregunta del periodista Jordi Basté, sobre dónde estaría políticamente Pasqual Maragall, Garrigosa no ha dudado en considerar que se podría sentir cómodo en Esquerra, o cercano a Esquerra, como ha hecho su hermano Ernest.

En el transcurso de la conversación telefónica con Diana Garrigosa, Pasqual Maragall ha querido intervenir, tras preguntarle a su mujer con quién hablaba. Tras responderle que con Jordi Basté, Pasqual Maragall le ha preguntado al propio Basté dónde estaba. “En Rac1, President”, le ha contestado el periodista.

Apropiarse del maragallismo


El entorno político de Pasqual Maragall, sin embargo, no da crédito a lo sucedido. Diana Garrigosa se ha escudado al asegurar que los enfermos de Alzheimer no deben estar encerrados en casa. “Deben salir a la calle, hacer actividades”. Otra cosa, claro, es llevar a un enfermo avanzado de Alzheimer a un acto político de la trascendencia de un acto central de Esquerra Republicana, en plena campaña de las europeas.

Para Esquerra, que no tendría responsabilidad, según Garrigosa, el acercamiento del supuesto maragallismo a las tesis independentistas constituye un verdadero triunfo. Desde Josep Lluís Carod-Rovira, a Oriol Junqueras, todo el partido ha suspirado por poder representar ese catalanismo moderno y transformador, eminentemente urbano y profesional, que supuso el maragallismo.

Y, por ello, la satisfacción es enorme por tener a Ernest Maragall de número dos en las europeas. "Votar a un Maragall, en una lista de ERC, es algo que no podíamos pensar hace sólo unos pocos años", afirman desde el entorno de los republicanos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad