Donald Trump inaugura era con la desafiante promesa del 'America first'

stop

El nuevo presidente de los Estados Unidos se muestra como el hombre que ha quitado el poder a las élites para traspasarlo "al pueblo"

Donald Trump, al jurar como 45 presidente de Estados Unidos. / EFE

Barcelona, 20 de enero de 2017 (19:17 CET)

El ya 45 presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, ha jurado su cargo en las escaleras del Capitolio, en Washington. En un discurso lleno de patriotismo, ha llamado a recuperar el país: "América volverá a ganar como nunca antes, recuperaremos nuestros puestos de trabajo, nuestras fronteras, nuestra riqueza y nuestros sueños".

El nuevo presidente ha agradecido al mandatario saliente: "Cada cuatro años hacemos la transferencia pacífica de poder y estamos agradecidos a (Barack) Obama por su gran ayuda a lo largo de todo este periodo de transición, han sido magníficos".

"Hoy no estamos transfiriendo el poder de un gobierno a otro, estamos transfiriendo el poder de Washington DC y se lo estamos devolviendo al pueblo", dijo Trump, en unas palabras que se han leído como un enfrentamiento a las élites políticas de Washington. "Este momento es vuestro momento, os pertenece. El 20 de enero será recordado como el día en que el pueblo volvió a controlar esta nación. Los hombres y mujeres olvidados no volverán a ser olvidados", agregó.

Por otro lado, Trump ha prometido que buscará la "amistad" con los demás países, pero siempre bajo la máxima de que los intereses estadounidenses están "primero". "A partir de este día, una nueva visión va a gobernar nuestra tierra. EEUU será lo primero. Cada decisión sobre comercio, impuestos, inmigración, se hará para beneficiar a las familias estadounidenses. La protección conllevará más fortaleza". Asimismo, ha advertido de que "el tiempo de la charla vacía se acabó" y "no aceptaremos políticos que solo hablan y no pasan a la acción".

El mundo civilizado contra el terrorismo

El nuevo presidente de EEUU prometió también que unirá "al mundo civilizado contra el terrorismo islámico radical" y lo "erradicará completamente de la faz de la tierra". Por último, Trump ha acabado su discurso con el lema de su campaña 'Make America great again'. "Juntos haremos que EEUU vuelva a ser rica, que vuelva a estar orgullosa, que vuelva a ser segura, y juntos haremos que EEUU sea grande de nuevo. Que Dios os bendiga y Dios bendiga América".

Trump juró el cargo sobre dos biblias, una de su propiedad y otra que usó Abraham Lincoln en su primera toma de posesión, empleada también por el ya expresidente Barack Obama en sus dos investiduras (2009 y 2013). Trump se convirtió en el 45 presidente estadounidense un minuto después del mediodía.

Tras su discurso desfiló por la avenida Pensilvania de Washington hasta la Casa Blanca, donde todo debe estaba listo para que comience su trabajo al frente del Ejecutivo estadounidense y como comandante en jefe del mayor ejército del planeta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad