¿Dónde está la alcaldesa Colau?

stop

Reunión social

Ana Mato, Artur Mas y Alicia Giménez Barlett, el jueves, durante la entrega del premio Planeta.

en Barcelona, 16 de octubre de 2015 (19:46 CET)

La entrega del Planeta es cada año cita ineludible para lo más granado de la sociedad barcelonesa. En la cena de concesión del premio se reúne la plana mayor de la política, la práctica totalidad del mundo editorial, bastantes escritores, algunos famosos televisivos y muchos, muchos periodistas de todo pelaje.

Los periodistas (y los fotógrafos) son los que mejor se lo pasan, porque el evento da para mucho cotilleo. Los políticos, desde hace algunos años, desde que Artur Mas se echó al monte del independentismo, son los que más se aburren. El protocolo obligó el jueves a Mas a compartir mantel con Pedro Sánchez, la ministra Ana Mato y el presidente de Planeta, José Creuheras.

Muy poca sintonía en la mesa presidencial

Las fotos de la mesa son impagables, la ministra mira a la derecha; Sánchez a la izquierda; Mas, al techo, Creuheras se lleva las manos a la cabeza. Muy poquita conversación y ningún feeling. Sólo uno de los miembros de esa mesa estaba contento de verdad: Albert Rivera.

Al líder de Ciutadans lo empezaron a invitar al Planeta hace tres años, aunque en esto de la política lleva ya diez. El año pasado le tocó en una mesa cualquiera al lado de Risto Mejide. En esta edición, ya estaba ubicado en la mesa principal y eso que no tiene ningún cargo, pues dejó de ser diputado en el Parlament el 27 de septiembre.

El hombre de moda y la alcaldesa a la fuga

Rivera está de moda. Fue la estrella de las celebraciones del 12 de octubre. La gente lo invita a la ópera, a la zarzuela, al teatro, quiere que vaya a sus cenas, a sus fiestas, que les regale un autógrafo o que se haga un selfie de recuerdo con el móvil.  

Puede que haya gente que también quiera invitar a Ada Colau a algo o hasta hacerse una foto con ella, pero no es tan fácil. En una de las mesas secundarias, una concejal de la oposición conversaba con un directivo de Planeta:

-¿No ha venido la alcaldesa?

-No. Es la primera vez en la historia del premio que el alcalde de Barcelona no nos acompaña en esta cena.

-Pero ¿la habéis invitado?

-Claro.

-¿Y qué excusa ha puesto?

-Ninguna. No nos ha contestado.

En otras mesas, se sostenían conversaciones similares. Los comensales recordaban que Colau ya ha hecho otros feos a los eventos más destacados de la ciudad. No fue a la inauguración de la terraza del hotel Claris, ni a los desfiles de la Barcelona Fashion Week… ni a nada de nada.

Representación femenina de las letras

Y mientras en los corrillos políticos se rajaba de la alcaldesa, en los literarios se ensalzaba a la ganadora de esta edición, Alicia Giménez Barlett, que ha escrito para la ocasión una novela sobre mujeres. Y precisamente entre mujeres quedó el juego literario con una nutrida representación de escritoras vinculadas al Planeta: Carmen Posadas, Teresa Viejo, Pilar Eyre… todas guapas, elegantes y buenas escritoras.

En cambio, en el mundo de los mediáticos se alzó una estrella inesperada. Estaban por ahí Cristina Pedroche, Quim Gutiérrez, Matías Prats…, pero quien triunfó fue Sergio Martín, presentador de una tertulia nocturna en el canal de noticias de TVE, que cuenta con auténticos fans. Martín se pidió fiesta para ir al Planeta. Los asistentes a la cena lo saludaron y disfrutaron de su compañía. Seguro que los espectadores lo echaron de menos.      

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad