Duran constata que CiU nunca ha pedido un referéndum de independencia

stop

DERECHO A DECIDIR

27 de septiembre de 2013 (11:37 CET)

Josep Antoni Duran Lleida ya no quiere seguir con los subterfugios. Como Artur Mas, Duran quiere que Catalunya pueda tener estructuras de estado, pero con un modelo que siga el de Baviera en Alemania, como ha informado este viernes Economía Digital. Siempre lo ha buscado, lo negoció con Rodrigo Rato, cuando el PP y CiU mantenían una excelente relación, tras la victoria de José Maria Aznar en 1996, pero se frustró la operación. Y este viernes lo ha reiterado, en una entrevista en Rac1, dejando claro que “nadie ha dicho” que CiU haya planteado el objetivo de la consulta soberanista como una disyuntiva entre “independencia sí o no”.

La afirmación de Duran escandaliza al movimiento independentista, y a Esquerra Republicana, y también a dirigentes de Convergència, como su secretario general, Josep Rull. Pero el President Artur Mas nunca ha dicho lo contrario a lo que defiende Duran. No habló en la campaña electoral del 25N de 2012 de independencia, y siempre ha defendido, desde aquel momento, la convocatoria de una consulta, que no tiene por qué exigir una respuesta binaria.

Esa es la realidad, que ya destapa sin ningún pudor Duran Lleida, asegurando, además, y en eso sí discrepa de Mas, aunque el President necesita teatralizar y sobreactuar en el Parlament ante su socio republicano, que no es cierto que en los últimos 100 años las terceras vías hayan fracasado en el intento de encajar Catalunya en España.

Consulta con tres opciones

Duran ha recordado que el propio Mas defendió que el autogobierno alcanzado en los últimos 30 años es el más alto que ha tenido Catalunya des 1714. Y también ha incidido en que Mas dejó la puerta abierta a una consulta con tres opciones. Y por ahí caminan los dos dirigentes.

El líder de Unió ya se ha empleado a fondo, sin embargo, para advertir sobre las consecuencias de una apuesta rápida por la independencia, al señalar que se están obviando las dificultades de esa opción, y que se actúa con “mucha improvisación”, y que existe una gran dificultad para que Catalunya pudiera permanecer en la Unión Europea. Ante eso, Duran ha señalado que en Catalunya se responde, para negar esa realidad, “con una cierta caverna mediática”, en una alusión directa al periodista Jordi Basté, su interlocutor en la entrevista en Rac1. "Usted ha contribuido a alimentar las tesis de ERC, es mi opinión y no sólo es mía", ha asegurado.

En contra de Rull

Por tanto, ¿dónde estamos? Según Duran, lo único que se ha intentado es “ejercer el derecho a decidir, que es la consulta”, lejos de las interpretaciones de Esquerra, y la Asamblea Nacional de Catalunya, que sostienen que ese derecho a decidir es el derecho a la autodeterminación, por el cual Catalunya es sujeto jurídico y político propio.

Y sobre Josep Rull, el secretario general de Convergència, que defiende en esa consulta “un sí o un no'”, Duran no lo ha dudado. “Este viernes el Parlament aprobará una resolución contraria” a las posiciones de Rull, con una resolución que abre la puerta a varias respuestas en la consulta.

Duran ha admitido que existen matices en Unió Democràtica, y ha rechazado que él sea antiindependentista, como le tachan desde algunos sectores nacionalistas.

El problema de Rajoy

Pero el líder de Unió, uno de los políticos con más capacidad para matizar sus palabras, ha añadido en su carta semanal a los militantes de Unió que el Gobierno central debe negociar, y buscar una consulta acordada. Y que, en estos momentos, ese es un problema importante. Aunque se ha ratificado en cada una de sus palabras escritas en el polémico artículo en La Vanguardia.

Para el líder de Unió, es necesario llegar a un escenario acordado, con el fin de no correr excesivos riesgos con consecuencias para Catalunya y para el resto de España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad