Duran Lleida a Oriol Pujol: “Si yo fuera imputado dimitiría”

stop

CASO ITV

El líder de Unió,  Josep Antoni Duran Lleida

06 de febrero de 2013 (12:09 CET)

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ha lanzado un ataque directo a Convergència Democràtica, justo en un momento muy delicado para el president Artur Mas. Mientras Mas prepara su reunión en el Palau de la Generalitat con los responsables de organismos judiciales y de control para buscar medidas que atajen la corrupción, Duran ha insinuado que la situación de Oriol Pujol podría ser insostenible. “Si yo fuera imputado dimitiría”, ha asegurado, en referencia al proceso judicial del secretario general de CDC.

“Si yo acabo siendo un día imputado, dejaré mi acta de diputado y mi responsabilidad política”, ha sentenciado en Catalunya Ràdio. El argumento de Duran, en todo caso, es que una imputación no es una condena, “no implica que uno sea un apestado”, ha añadido.

Pero en las afirmaciones de Duran se refleja un intento de constituir un código de actuación que sirva para todos los partidos. Es lo mismo que desea alcanzar Artur Mas, pero el president consideró, a título personal, que un imputado no tiene necesariamente que dimitir de sus responsabilidades.

No es el caso Pallerols


Según Duran, hay que respetar el principio de inocencia. “Puedes romper la vida política y profesional si se haces dimitir a alguien, aunque yo dimitiría”, ha insistido. Duran, en cualquier caso, ha defendido su actuación en el caso Pallerols. En esta cuestión, en la que Unió llegó a un pacto para evitar el juicio de los acusados, ex dirigentes del partido democristiano, Duran también había prometido hace años que presentaría la dimisión. Pero el partido, como tal, no ha sido acusado, ni el propio Duran, y a eso se acogió el presidente del comité de gobierno de UDC.

La relación entre Convergència y Unió se ha deteriorado mucho desde las elecciones del 25N. Los dirigentes de CDC responsabilizan a Duran de la pérdida de 12 diputados, por sus permanentes dudas sobre el proceso soberanista. Según Duran, sin embargo, esos recelos ya se han superado. Y la posible ruptura no tiene por qué producirse, forzosamente, cuando se celebre la consulta independentista.

CiU, sin ruptura

A juicio de Duran, el referéndum sobre un estado propio es compatible con el modelo de “confederación” de los democristianos. Se trata, por tanto, por ahora, de un nuevo episodio en las relaciones de la federación nacionalista, en las que Duran presiona de forma periódica, pero sin pretender romper la alianza histórica entre los dos partidos.

Sin embargo, el caso ITV, que podría implicar la imputación de Oriol Pujol puede marcar un antes y un después en CiU.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad