Duran: “Por descontado, no pienso dimitir”

stop

'CASO PALLEROLS'

El líder de Unió,  Josep Antoni Duran Lleida

10 de enero de 2013 (20:53 CET)

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, está dispuesto a aguantar todas las críticas y toda la presión política. Se encuentra de viaje en Chile y desde allí ha querido lanzar un mensaje contundente y diáfano. “Por descontado, no pienso dimitir”.

Según Duran, “en su momento, el partido asumió responsabilidades políticas, se expulsó a los que hoy están condenados o se dieron de baja de forma voluntaria”, ha afirmado.

Duran, seguro de su actuación en aquel momento, ha añadido que el partido “abrió una comisión de investigación, algo que nadie ha hecho, con personas ajenas al partido”. En unas declaraciones al diario chileno La Tercera, Duran  ha querido despejar cualquier duda sobre su futuro inmediato.

Financiación irregular

Y, siguiendo el argumentario que ya difundió la portavoz de Unió, Marta Llorens, Duran ha matizado sus propias palabras del año 2000, cuando anunció que presentaría su dimisión si se demostraba que el partido se había financiado de forma irregular por el caso Pallerols. Y el Duran de 2012, interpretando al Duran de 2000, asegura que lo que dijo es que “si hubiera una situación irregular asumiría responsabilidades”. Pero esa circunstancia, según el actual Duran, no se ha producido: “No ha habido financiación irregular y las responsabilidades políticas ya están asumidas”.

Pero Duran, que también preside la comisión de exteriores del Congreso, no se ha contentado con esa toma de posición clara y rotunda. El líder de Unió considera que se ha producido un ataque desmedido por parte de la oposición, con una connotación claramente política. En las redes sociales el escarnio ha sido enorme, por parte de líderes de opinión abiertamente nacionalistas. Hasta se han hecho chanzas comparando a Duran con un anuncio de reciclaje que se ha hecho pegadizo en TV3: “Duran on vas?”.

Como un grifo abierto

Así, el político democristiano ha criticado a la oposición –también le han pedido la dimisión dirigentes de Convergència, como el conseller de Territori Santi Vila-- por exigir que cese de sus responsabilidades “antes de conocer la sentencia”.

Duran no ha querido dejar ninguna grieta, aunque las argumentaciones jurídicas en una crisis económica de tanta envergadura como la actual, no pueden borrar la imagen que se ha instalado entre la opinión pública sobre el comportamiento de los dirigentes políticos.

“El fiscal dice claramente que en los hechos que ocurrieron, no teníamos noticia de ello, ni a los acuerdos que pudieran llegar los imputados, y que Unió no está imputada ni condenada. Si usted tiene un piso y alguien está trabajando en su casa y deja el grifo abierto, usted no hace eso de forma voluntaria, ni tiene responsabilidad penal. Deberá pagar, claro, pero es una responsabilidad civil subsidiaria”, ha remachado Duran, en una comparación curiosa.

La presión, sin embargo, continua. Los partidos políticos catalanes insisten en que Duran debería dimitir. Pero la dirección de Unió se ha propuesto aguantar todo lo que sea necesario. El líder de UDC se encuentra en Chile para asistir a un encuentro sobre la respuesta del humanismo cristiano y la economía social de mercado en la Universidad Miguel de Cervantes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad