Duran sospecha que Romeva puede traicionar a Mas

stop

En su carta web semanal

 Josep Antoni Duran Lleida a la salida de la sede de Unió / EFE

en Barcelona, 24 de julio de 2015 (17:47 CET)

Después del acuerdo entre CDC y ERC para hacer una lista conjunta, las aguas del independentismo catalán parecían mansas. Al poco, se escogió a Raül Romeva, ex miembro de ICV, como líder de la lista en lo que se antojaba una jugada maestra: con Romeva, la candidatura conjunta debilitaba a la izquierda alternativa.

Pero esa paz ha durado poco. Y ha sido Josep Antoni Duran, el ex socio de CDC, quien lo ha hecho notar. En su carta web semanal de este viernes, Duran ha puesto el dedo en la llaga al señalar que Romeva puede ser el caballo de Troya de los planes presidencialistas de Artur Mas.

¿Un acuerdo que no existe?

"Con Romeva no estamos ante la lista del president. Al margen de necesitar a la CUP, ni siquiera está garantizado que, en caso de victoria de la lista de la que forma parte Mas, éste revalide su condición de alto mandatario de Cataluña".

O sea, que Duran sospecha que Romeva puede traicionar a Mas. Y es que, el actual presidente de la Generalitat asegura que pactó que, aunque vaya de número cuatro en esa lista, será el candidato a presidir la Generalitat. Pero Romeva, que lidera la candidatura, lo niega y afirma que ese acuerdo no existe.

Atraer al votante moderado

Duran lo recuerda en su carta de esta semana refiriéndose a Romeva con cierta ironía: "El candidato ecosocialista, republicano, convergente, etc, etc, lo decía claramente esta semana: 'el acuerdo no dice que el presidente será Mas'".

Unió se presentará a las elecciones del 27 de septiembre en solitario y le interesa atraer al votante de CiU de toda la vida que no se ha radicalizado y que ve con horror como Mas ha permitido que pongan a un miembro de la izquierda radical al frente de su candidatura.

Más munición contra Romeva

Por eso, Duran aún ha lanzado más munición contra Romeva a quien ha acusado de "autodescartarse" de un Govern que tenga como president a Mas y de "decir que si no obtiene mayoría absoluta se irá a casa en un insólito ejercicio de sinceridad".

Las aguas de la política catalana no bajan mansas como quería Mas. Al contrario, están revueltas. Y Duran lamenta que "muchos ciudadanos" algunos de ellos con "responsabilidades relevantes" no tengan el valor de decirlo en público: "¿Si se está convencido de que unos y otros nos llevan al desastre y se manifiesta por activa y por pasiva en conversaciones y reuniones privadas, porque no se dice lo mismo públicamente?", lamenta el líder de los democristianos.  

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad