Ecuador de la campaña: el PP tocado por Kabul y Sánchez se encomienda al cara a cara

stop

Arranca la última semana de la campaña más reñida de la historia, con Podemos y Ciudadanos despegando, y el debate entre Rajoy y Sánchez como decisivo

Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Mariano Rajoy y Albert Rivera.

en Barcelona, 13 de diciembre de 2015 (21:04 CET)

La campaña electoral más reñida de la historia llega a su ecuador con el PP tocado por el ataque a la embajada española en Kabul, un PSOE en sus horas más bajas que lo fía todo al cara a cara que esta noche enfrentará a su líder, Pedro Sánchez, con el presidente Mariano Rajoy y con los partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, al alza.

Lo que más teme el PP es que un atentado como el del 11 de marzo de 2004 pueda arrebatarle la victoria en las elecciones del 20D. Por eso, desde el Gobierno popular han sido muy cautos tras los atentados del mes pasado en París y han insistido en que no articularán una respuesta contra el terrorismo islámico si no es con el beneplácito del resto de los partidos políticos.

Agresión contra España

Pero el viernes hubo un atentado en la embajada española en Kabul, la capital de Afganistán, en el que murieron dos policías españoles. El Gobierno aseguró en un principio que el ataque se había producido en los alrededores de la embajada, aunque luego ha reconocido que sí se trata de una agresión contra los intereses de España.

Pese al menor número de muertos y la lejanía del ataque, la oposición trata de hacer de este atentado un nuevo 11M y debilitar así las opciones del PP a quien todas las encuestas dan como ganador del 20D, aunque su victoria quedará muy lejos de la mayoría absoluta y obligará a Rajoy a pactar para conservar el poder.

La carta de la recuperación económica

El domingo, el líder del PP protagonizó el acto central de su campaña en Las Rozas, un feudo popular de los de toda la vida. No logró reunir ni a 4.000 personas. Pero los populares siguen confiando en que la carta de la recuperación económica y el miedo de los electores a las novedades, "experimentos", como los llama Rajoy, den a su partido una victoria clara a última hora.

En este escenario Rajoy se juega mucho en el cara a cara de esta noche, que moderará Manuel Campo Vidal. Pero aún se juega más Pedro Sánchez. Al PP le ha salido la competencia de Ciudadanos. Al PSOE la competencia le viene por la izquierda y por la derecha, por Ciudadanos y por Podemos. Los socialistas viven su peor momento con unas encuestas que los sitúan por debajo de los 100 escaños y con un líder en horas bajas al que vapulean desde las otras tres formaciones en liza.

Podemos, al alza en Cataluña

Es difícil que Sánchez, pese a presentarse como la única alternativa realista al PP salve los muebles. Y es que Podemos va al alza en esta campaña, lo que debilita todavía más a los socialistas. Ada Colau, en alianza con Pablo Iglesias, ganó la Alcaldía de Barcelona en mayo. En septiembre, Podemos no contó con la complicidad de Colau en las autonómicas y se estrelló.

Ahora Iglesias y Colau van juntos de nuevo en unas elecciones que ya no tienen el trasfondo independentista de las del 27S. Las últimas encuestas dan a su coalición, En Comú Podem, la victoria en Cataluña. Los socialistas nunca han ganado en España sin ganar en Cataluña.

Un PSOE herido de gravedad

Además, los podemitas también han intensificado su campaña en Madrid. El domingo congregaron a 10.000 personas en su mitin central en la capital. También parece ir viento en popa la coalición de Iglesias con Compromís en Valencia.

Ninguna encuesta da la victoria a los de Iglesias, que si se cumplen los sondeos, serán el cuarto partido en el Congreso. Pero la izquierda alternativa se estrenará con fuerza en las Cortes, quizá alcance los 50 escaños, y ese resultado puede herir de gravedad al PSOE.

Polémicas de los naranjas

También los de Albert Rivera entrarán por todo lo alto en el Parlamento español. Ciudadanos aspira incluso a superar a los socialistas y a convertirse en la segunda fuerza política del país. Rivera llenó, como Iglesias, en su mitin del domingo en Madrid, donde congregó a más de 10.000 ciudadanos.

A los naranjas la campaña les va bien, aunque han tenido algún patinazo. La participación de la número tres de la lista por Madrid, Marta Rivera, en el debate a nueve de TVE levantó una polémica sobre el programa de Ciudadanos en materia de violencia machista y sobre el Holocausto.

Última semana crucial para Ciudadanos

Ciudadanos cuenta con la gran baza del carisma de Albert Rivera, pero es un partido nuevo con políticos inexpertos que pueden meter la pata como Rivera (Marta) en ese debate. Su misión es ahora conservar las cosas tal y como están y evitar nuevos resbalones que les hagan perder la simpatía de los electores. La última semana de campaña puede ser crucial para los naranjitos.    

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad