El físico Albert Einstein en una imagen de archivo histórica. PBS

Einstein tenía razón: la sinfonía del universo revolucionará la ciencia

stop

Un grupo de científicos confirma la existencia de las ondas gravitacionales, el "sonido del universo". Las producen los agujeros negros y permitirán estudiar el "cosmos invisible"

Madrid, 11 de febrero de 2016 (17:56 CET)

Albert Einstein tenía razón. El Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO), en Estados Unidos, anunció este jueves que ha captado las ondas producidas por el choque de dos agujeros negros. Es la primera evidencia directa que confirma la teoría sobre ondas gravitacionales, desarrollada hace 100 años.

El descubrimiento es "emocionante", de hecho la comunidad científica vivía agitada días atrás. El hallazgo cambia radicalmente el modo de estudiar el cosmos. En cuanto avance la metodología, los astrónomos tendrán la capacidad suficiente para conocer los objetos invisibles del universo, aquellos que escapan a la acción de la luz.

Hasta el momento, la astronomía se basa en las variantes físicas conocidas de la luz para realizar sus avances. Pero las ondas anticipadas por Einstein, ahora confirmadas, son comparables en comportamiento al sonido. Ni siquiera los agujeros negros pueden pasar desapercibidos ante el "sonido del universo".

Lo que antes era invisible, ahora quedará en evidencia ante los telescopios terrestres. Las mayores dudas que plantea la humanidad sobre su propia existencia podrían situarse pronto en la senda correcta que conduce hacia las respuestas.

Colaboración española

El anuncio del LIGO se realizó en una conferencia de prensa celebrada en Washington. Los resultados fueron aceptados para su inclusión en Physical Review Letters, informa el Instituto Tecnológico de California (Caltech), que es la biblia de la física.

En EEUU han descubierto "la sinfonía del universo", en palabras de Alicia Sintes, física de la Universitat de les Illes Balears (UIB) y líder del único grupo español que ha participado en el hallazgo. "Es un descubrimiento histórico, que abre una nueva era en la comprensión del cosmos", resalta.

La mayor explosión del cosmos

Las conclusiones que dan la razón a Einstein un siglo después se extraen de la observación de la colisión de dos agujeros negros que dejarían en ridículo, por su tamaño, al Sol. La masa de los objetos es 36 veces superior. La colisión de dos entes de estas características genera tanta energía que, según las proyecciones, solo el big bang superó la intensidad de la explosión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad