Carles Puigdemont junto a uno de sus abogados, Jaume Alonso-Cuevillas

El abogado de Puigdemont pone en aprietos a un procesado de ERC

stop

Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Carles Puigdemont, corrige unas declaraciones para no "perjudicar" al exconseller Carles Mundó

Barcelona, 06 de agosto de 2019 (20:37 CET)

La entrevista en la que el abogado de Carles Puigdemont y diputado de Junts per Catalunya, Jaume Alonso-Cuevillas, pronostica que el Tribunal Supremo condenará a Oriol Junqueras con 12 años de prisión ha causado "cierto malestar" en círculos independentistas, según afirmó el propio letrado en un hilo de Twitter en el que cambió por completo algunas de sus declaraciones y lamentó "haber incomodado" a alguien.

Se refiere al exconseller de Justicia del Govern de Puigdemont, Carles Mundó, figura de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y uno los procesados en el juicio del 1-O en el Tribunal Supremo. En la entrevista con El Nacional, publicada el fin de semana, Alonso-Cuevillas dio detalles de algunos entresijos del procés que podrían poner en apuros a Mundó a unas pocas semanas de que el alto tribunal dicte sentencia.

De hecho fue por insistencia del exconsellers catalán –para quien la Fiscalía y la Abogacía del Estado piden siete años de cárcel– que el abogado de Puigdemont hizo una aclaración en su Twitter de sus declaraciones. Todo tiene que ver con lo acontecido el 1 de noviembre de 2017, cuando varios dirigentes independentistas viajaron a Madrid para testificar ante la Audiencia Nacional.

Contextualizando las dudas y el miedo que imperaban entre dirigentes independentistas como Joaquim Forn y Meritxell Borràs (que se habían ido con Puigdemont a Bélgica y, en el caso de Forn, regresaron a España el 31 de octubre), Alonso-Cuevillas cuenta que "Mundó estaba en contacto con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y le decía que no pasaría nada o que como mucho estarían dentro muy poco tiempo".

"Catalá le decía a Mundó que si juraban la Constitución, no les pasaría nada", insistió el abogado, fijando esas conversaciones en torno a esa declaración del 1 de noviembre. Y añadió que en su coche, en el que viajaban Forn y Jordi Turull y sus parejas, todos rumbo a Madrid, "se estaba hablando con Mundó y es lo que nos decía que le habían dicho. Les pidieron el acatamiento de la Constitución y renunciar a la unilateralidad".

El abogado de Puigdemont cambia de versión

En su hilo de aclaración en Twitter, Alonso-Cuevillas cambia no solo la información sino también las fechas, en aras de que sus declaraciones no "perjudiquen o incomoden a nadie, especialmente a ninguno de los que está esperando sentencia". El abogado rebaja las correcciones a "algunas imprecisiones a las que no doy más importancia" porque la entrevista publicada es "un resumen" de sus declaraciones.

"Por eso, no tengo ningún inconveniente en matizar alguna de las cuestiones que afectan al conseller Carles Mundó, tal como él mismo me pide", dice el diputado de JxCat. "Durante el viaje a Madrid yo no hablé nunca directamente con (Mundó) ni leí los mensajes que lo pudiera haber enviado el ministro Catalá", rectificó. Así cambió su primera versión en la que afirmaba que había estaba hablando con él.

La presunta benevolencia del Estado si los independentistas respetaban la Constitución era "un rumor que corrió en un momento posterior, cuando la causa ya estaba en manos (del magistrado Pablo Llarena)". Así las cosas, esa parte de la entrevista "no se corresponde con el viaje a Madrid del 1 de noviembre, sino con un momento posterior", defendió Alonso-Cuevillas, de forma contraria a lo que afirma en la conversación.

No obstante el matiz, "el espíritu de las conversaciones" entre Mundó y Catalá, "tal como me llegaban a mí, sí iban en la línea de hacer el buen muchacho para evitar males mayores", añadió. A todo esto, Mundó respondió: "Muchas gracias por la rectificación. La conversación que me atribuyes en esa entrevista nunca se produjo. Te honra hacer esta corrección porque ya todo es bastante complicado como para alimentar malentendidos".

Por su parte, Alonso-Cuevillas puso punto final al malentendido diciendo: "Lamento, reitero, si mis declaraciones han incomodado a alguien. También se incluyen (en la entrevista) opiniones o percepciones obviamente subjetivas y por tanto siempre opinables. Como siempre, aceptaré de buen grado cualquier crítica al respecto".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad