El banquero que filtró cuentas 'offshore' a WikiLeaks deberá pagar 5.500 euros de multa

stop

Un tribunal suizo ha culpado a Rudolf Elemr por violar las leyes del secreto bancario y amenazar a un empleado de su antigua empresa

19 de enero de 2011 (19:50 CET)

El ex banquero que filtró información sobre 2.000 cuentas offshore a WikiLekas, Rudolf Elmer, deberá pagar una multa de 7.200 francos suizos (unos 5.500 euros) . Esta es la pena que le ha impuesto un tribunal suizo este miércoles al declararle culpable de violar las leyes relativas al secreto bancario y de amenazar a un empleado de su antigua empresa, el banco privado Julius Baer.

Una sentencia benévola ante la petición de la fiscalía: ocho años de prisión y el pago de una multa de 2.000 francos suizos (15.531 euros). Durante el juicio, Elmer ha admitido haber enviado datos privados de clientes a autoridades antifraude, aunque ha negado chantajear y amenazar a su anterior compañía. Cabe recordar que llegó a responsabilizarse de la división de la entidad privada en las Islas Caimán.

Antes del fallo, Elmer se ha mostado ante el juez "decepcionado" por la ética del negocio financiero y ha dicho que su intención había sido la de sacar a la luz pública delitos cometidos en Islas Caimán. También ha declarado que la empresa le había ofrecido 500.000 francos suizos (unos 386.000 euros) a cambio de su silencio, aunque el imputado ha mantenido que nunca ha recibido dinero alguno.

Amenazas a su familia

El ex banquero ha admitido haber escrito correos electrónicos anónimos en 2005 a Julis Baer advirtiéndoles de que enviaría a las autoridades y los medios de comunicación datos confidenciales si la empresa no ponía freno a las acciones aludidas por Elmer. Además, ha denunciado una campaña de "terror psicológico" contra él y su familia.

"Estábamos muy asustados y pensábamos que el banco estaba detrás de nosotros. Esa es la razón por la que envíe los emails", ha manifestado el ex banquero. En este punto, ha negado rotundamente que junto a estos correos pronunciase amenazas de bomba contra las oficinas del banco en Zurich o intentase chantajear a la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad