El caso 'Palma Arena' le cuesta los privilegios reales a los Duques de Palma

stop

REESTRUCTURACIÓN DE LA CASA REAL

Iñaqui Urdangarín, la infanta Cristina y la infanta Elena

07 de diciembre de 2011 (18:20 CET)

La Casa Real estudia "desde hace tiempo" reducir la composición de la Familia Real a sólo los Reyes, los Príncipes de Asturias y las infantas Leonor y Sofía.

Desde el Palacio de la Zarzuela justifican esta decisión porque “son los únicos que viven sólo del presupuesto que el Estado destina a la Corona y ocupan los primeros puestos en el orden de sucesión al trono”, tal y como recoge Europa Press. Pero el anuncio coincide con el escándalo del caso Palma Arena y la más que probable imputación del yerno del Rey, Iñaki Urdangarín.

De hecho, desde Zarzuela esperan que en los próximos días la Infanta Cristina pida voluntariamente dejar de asistir a actos oficiales en representación de la Corona. Su futuro, según estas mismas fuentes, es emular el ejemplo de las hermanas del Rey, Doña Margarita y Doña Pilar, que son familia del Rey pero no integrantes de la Familia Real.

La perjudicada indirecta es la Infanta Elena, ya que la reestructuración de la Casa Real también le afecta. “Su representación cada vez es más limitada”, señalan desde el Palacio.

Recorte presupuestario

El tijeretazo a las cuentas públicas también ha afectado a la Familia Real. Las cuentas para el ejercicio de 2011 les asignaron un total de 8,4 millones de euros, el 5,2% menos que el año anterior.

El Rey destina una parte de este dinero al "sostenimiento de su familia" y otra a cubrir los gastos de funcionamiento y de personal a cargo directo de Zarzuela, como los sueldos del personal de alta dirección u otros empleados de la institución. Don Juan Carlos distribuye su asignación libremente, según establece la Constitución.

La Infanta Elena y los Duques de Palma reciben una parte de ese presupuesto (que nunca se ha hecho pública) en proporción a los actos oficiales a los que acuden.

Zarzuela explica que, como esta cantidad “no equivale a un sueldo”, realizan otras actividades económicas en empresas privadas. Un modelo de doble dependencia que ha quedado en evidencia con la investigación judicial en torno a los negocios de Iñaki Urdangarin.

Con la familia de Don Felipe consolidada, sus hermanas Elena y Cristina han perdido relevancia en el orden de sucesión al trono en favor de las hijas de los Príncipes. En la actualidad, la Infanta Elena es la cuarta en esa línea y su hermana, la séptima.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad