El Constitucional admite a trámite el recurso del Gobierno contra la ley catalana de horarios comerciales

stop

COMERCIO

27 de febrero de 2013 (17:14 CET)

El Tribunal Constitucional (TC) ha admitido a trámite el recurso de inconstitucionalidad contra artículos del decreto ley catalán en materia de horarios comerciales y determinadas actividades de promoción al considerar el Ejecutivo central que "vulnera leyes relativas a horarios y afecta a la legislación que puede dictar el Estado".

De este modo, se produce la suspensión de la vigencia y aplicación de algunos preceptos de la norma catalana desde la fecha en que se interpuso el recurso, el 1 de febrero de 2013. Ahora la Generalitat tiene un plazo de dos semanas para personarse en el proceso y formular las alegaciones que crea oportunas contra este recurso de inconstitucionalidad.

Legislación básica del Estado


El Gobierno que preside Mariano Rajoy considera que los artículos recurridos afectan a la legislación básica que puede dictar el Estado y vulneran las leyes relativas a horarios comerciales y comercio minorista en lo que se refiere a horas, festivos, puestos fronterizos con límite de venta, gasolineras, regulación de municipios turísticos, y algunas cuestiones que afectan a otros establecimientos como los estancos.

El Ejecutivo central entiende que los preceptos cuestionados resultan inconstitucionales porque aunque Cataluña tiene competencia suficiente para dictar la normativa autonómica relativa a horarios comerciales y, en general, la ordenación de su comercio interior, esta competencia encuentra sus límites en otros títulos estatales como la Constitución Española, que dota al Estado de competencia suficiente para dictar normativa básica en la materia.

Reacción del Govern

El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, reaccionó al anuncio del Gobierno de interponer este recurso, que ahora el TC admite a trámite, anunciando que el Govern impulsaría con "carácter de urgencia" un proyecto de ley que recogiera el decreto ley aprobado por el Parlament en diciembre para preservar el modelo comercial catalán.

La Generalitat defiende que el máximo de horas semanales sean 72 frente a las 90 del Estado, ocho festivos de apertura frente a los diez del Gobierno y que queden excluidos del horario comercial general los establecimientos de alimentación con una superficie de hasta 150 metros cuadrados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad