El fiscal general del Estado pide ocho años de prisión para los controladores

stop

Cándido Conde-Pumpido pide la pena máxima por “un delito muy grave penado en la ley de navegación aérea”

Cándido Conde-Pumpido, fiscal general

09 de diciembre de 2010 (12:17 CET)

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha hecho público en una reunión de la Junta de Fiscales que van a proponer penas de hasta ocho años de cárcel para los controladores que abandonaron sus puestos de trabajo. La pena máxima prevista por “un delito muy grave penado en la ley de navegación aérea”, “el abandono colectivo de un aeropuerto, con la paralización del tráfico”, tal como él mismo ha expuesto.

Igualmente, ha coincidido con el presidente Zapatero que la crisis de los controladores “no es un problema laboral, porque no se han utilitzado en ningún momento las vías legales sino un abandono premeditado, concertado y colectivo de los aeropuertos con un grave daño para ciudadanos y para España”. Una valoración con la que también ha justificado la apertura de diligencias de diversas fiscalias de las Comunidades Autònomas, entre ellas Catalunya.

En este sentido, Conde-Pumpido ha detallado que “hay más de 20 diligencias abiertas y más de 400 personas presuntamente responsables de estos hechos”. Cabe recordar que la Fiscalia general sólo tiene jurisprudéncia antes de la entrada en vigor del Estado de Alarma, a partir de entonces los possibles faltas y delitos quedan en manos de la justícia militar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad