El Gobierno acelera al 28 de enero la reforma de las pensiones

stop

El Ejecutivo sube el impuesto sobre el tabaco para ingresar 780 millones más

03 de diciembre de 2010 (14:18 CET)

El Gobierno aprobará la reforma del sistema de pensiones el próximo 28 de enero. El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dado a conocer la premura del Gobierno para poner sobre la mesa esta reforma en un claro intento de tranquilizar a los mercados. Después, la propuesta de ley entrará “de forma inmediata” el Parlamento para que siga con el curso habitual de tramitación.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó así que adelanta la fecha para aprobar esta reforma que, en un principio, estaba previsto que se aprobase a lo largo del primer trimestre del año próximo.

El miércoles pasado, sin ir más lejos, el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, en su comarecencia en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, dijo que la reforma de las pensiones se tiene que centrar en prolongar la vida laboral, aumentar el cómputo para el cálculo de la prestación y reducir las prejubilaciones. Gómez advirtió de que "no hay salida" a retrasar la edad de jubilación y que el Gobierno mantiene su propuesta de elevarla en dos años, de 65 a 67.

A su vez, Pérez Rubalcaba ha indicado que el hecho de poner fecha a la presentación de la norma sobre las pensiones no quiere decir que no se pueda mantener el diálogo, pero muestra también la firmeza del Ejecutivo sobre esta cuestión.

Subida del impuesto del tabaco

En la reunión del Consejo de Ministros de este viernes, además, el Ejecutivo ha aprobado otras económicas recogidas en un decreto-ley . En esta norma se añade, un incremento del impuesto especial sobre el tabaco por el que se recaudarán 780 millones, según anunció la vicepresidenta económica, Elena Salgado, quien indicó que este sábado se publicará el decreto-ley en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Según la ministra, las medidas contenidas en el decreto están dirigidas a mejorar la competitividad de la economía, facilitar el desarrollo de la actividad empresarial, reforzar el futuro de la Seguridad Social y contribuir a abrir más la economía mediante la privatización de organismos como Aena y Loterías y Apuestas del Estado.

Entre los puntos principales de la norma aprobada está, además de la privatización delos entes públicos antes citados, la rebaja del Impuesto sobre Sociedades para las empresas de reducida dimensión (concepto que pasa de 8 a 10 millones de euros de facturación), que disfrutarán del tipo reducido del 25% hasta los 300.000 euros de beneficio, frente a los 120.000 euros actuales, a partir del 1 de enero de 2011.

Este límite también será de aplicación para las denominadas microempresas, que por tener una cuantía neta de cifra de negocios inferior a cinco millones de euros y una plantilla media inferior a 25 empleados, pueden acogerse a un tipo de gravamen del 20%.

Además, adelantó que para que la tributación no sea un impedimento al crecimiento de las empresas, el beneficio fiscal perdurará durante los tres ejercicios inmediatos siguientes a aquel en que se supere el nuevo umbral de 10 millones de euros, incluso en el supuesto de que dicho límite se sobrepase a resultas de una reestructuración empresarial, con la única restricción de que todas las entidades intervinientes en la misma estén dentro de dicho umbral.

Rebaja fiscal de 300 millones

La vicepresidenta económica indicó que el coste de esta rebaja fiscal rondará los 230 millones de euros, cantidad "asumible" para las arcas del Estado, pero importante para las empresas que se beneficiarán de la misma.

El decreto-ley incluye también la eliminación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) para todas las operaciones societarias dirigidas a la creación, capitalización y mantenimiento de las empresas, y se generaliza la libertad de amortización hasta el año 2015. Igualmente, Salgado anunció que los activos que se adquieran en diciembre, en concreto a partir de mañana, cuando previsiblemente se publicará el decreto-ley, podrán beneficiarse de esta amortización.

La ministra descartó que estén previstas nuevas subidas de impuestos el próximo año, tras el incremento del impuesto especial al tabaco anunciado hoy, y admitió que este aumento trata de equilibrar la pérdida de recaudación de algunas de las demás medidas anunciadas.

Cuota cameral

También se suprime la obligatoriedad a todas las empresas (dos millones y medio aproximadamente) del pago de la cuota cameral. En concreto y para que las Cámaras puedan adaptar su actividad a este recorte, se elimina la obligatoriedad con carácter inmediato para las empresas de reducida dimensión y, para el resto, se establece un periodo transitorio a lo largo del año 2011.

De forma aproximada, Economía estima que las aportaciones obligadas de las empresas pueden situarse en torno a 250 millones de euros, con datos de 2008, de los que cerca de 90 millones recaen sobre pymes y profesionales autónomos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad