Buch (en el centro, junto a Torra) y Lloveras (la tercera por la izquierda), arropados por la plana mayor del govern y miembros de los partidos y entidades independentistas, antes de entrar al TSJC. EFE/Andreu Dalmau

El gobierno de Torra presiona a los jueces ante el TSJC

stop

El gobierno catalán y los partidos y entidades independentistas arropan al conseller Buch y la alcaldesa de Vilanova, citados a declarar por el 1-O

Iván Vila

Economía Digital

Buch (en el centro, junto a Torra) y Lloveras (la tercera por la izquierda), arropados por la plana mayor del govern y miembros de los partidos y entidades independentistas, antes de entrar al TSJC. EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 06 de noviembre de 2018 (11:30 CET)

Fiel a su apuesta por la presión a los tribunales a falta de otra estrategia definida, el gobierno de la Generalitat, con el presidente Quim Torra a la cabeza, ha acompañado este martes al conseller de Interior, Miquel Buch, y la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú, Neus Lloveras, hasta las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), donde ambos tenían que declarar como investigados en base a una querella de la fiscalía por el envío de cartas a los alcaldes antes del 1-O solicitándoles su apoyo al referéndum ilegal.

Al acto han acudido, además del propio Torra, la mayoría de consellers, tanto de Junts per Catalunya como de ERC, y diputados de ambas formaciones. También lo han hecho el presidente del Pdecat, David Bonvehí; el vicepresidente de la Assemblea Nacional Catalana, Pep Cruanyes, y los presidentes de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y de la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas (ACM), Josep Maria Cervera y David Saldoni

Pese al cierre de filas, la convocatoria, a diferencia de otras ocasiones, como cuando en 2015 le tocó declarar al entonces presidente catalán Artur Mas, fue de muy baja intensidad. Apenas un centenar de personas se concentraron esta vez en el paseo Lluís Companys para arropar a los acusados. 

JpC aprovecha para atacar al PSC

Ningún miembro del ejecutivo de Torra hizo declaraciones. Los representantes de partidos y entidades sí, denunciaron la a su juicio "represión" que los tribunales están aplicando contra el independentismo y exigieron el archivo de todas las causas que se siguen contra los impulsores del 1-O y la declaración de independencia de hace un año.

El portavoz parlamentario de JpC, Albert Batet, aprovechó además para reprochar su ausencia en el acto de pressing judicial al PSC, al que afeó que no acuda a defender a los alcaldes cuando forma parte de la ejecutiva de la ACM.

En el momento de los hechos que se les imputan, Buch era el presidente de la ACM y Lloveras la presidenta de la AMI. La alcaldesa de Vilanova ya fue citada por el juez instructor del caso del 1-O en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que la exoneró tras tomarle declaración.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad