El Gobierno español tranquiliza a los inversores alemanes: no habrá consulta

stop

PLAN SOBERANISTA

Los miembros de Sociedad Civil Catalana, en el Teatre Victoria./EP

06 de junio de 2014 (12:40 CET)

El Gobierno español está “jugando sus cartas”, como le ha aconsejado, de hecho, el President Artur Mas, aunque con la petición de que permita la celebración de la consulta. Lejos de llegar a esa solución, el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy ha iniciado una campaña en la que expone a los inversores que esa consulta no se realizará, y que pueden estar tranquilos.

Ha ocurrido esta semana, en un acto organizado por Volkswagen en Berlín para presentar las últimas novedades de la marca Seat. Empresarios y políticos alemanes preguntaron al embajador de España en Alemania, Pablo García-Berdoy sobre el proceso soberanista. "Esa consulta no se va a celebrar", sentenció el diplomático español, con la lección bien aprendida, como ha publicado el diario El Mundo.

"Es un proyecto sin cabida en el proceso de integración europeo", añadió, a pesar de que el embajador admitió que es necesario y positivo “hacer esfuerzos por mantener un diálogo político dentro de los parámetros de la legalidad y de la democracia”.

Información valiosa

Según el rotativo, los asistentes agradecieron las palabras del diplomático, y lo resumieron una una reflexión que fue común entre los inverores: “Ha sido muy clarificador. Si uno lee los periódicos o ve noticias en la televisión, tiende a pensar que se da por hecho el proceso y que es cuestión de tiempo, pero el embajador tiene las mejores y más directas fuentes y ha asegurado con toda claridad que eso no va a suceder, por lo que creo que se trata de una información valiosa”.

El embajador agradeció el esfuerzo de empresarios alemanes que trabajan y viven en Catalunya de hace unos meses, cuando expresaron su rechazo al proceso soberanista que lidera el President Artur Mas.

La carta de Sociedad Civil Catalana a los embajadores


Esa posición del embajador español, va en la línea de la que defiende la plataforma Sociedad Civil Catalana, que preside Josep Ramon Bosch. Bosch y el vicepresidente, Joaquim Coll, han enviado una carta a los embajadores en España con un memorándum en el que argumentan que el proceso soberanista “no tiene legitimidad democrática” y que se está exponiendo a la sociedad catalana a una “coacción inaceptable”.

La entidad asegura que el Govern no está actuando de manera “transparente ni honesta”, y que no existe razón económica, ni cultural ni de otro tipo que pueda justificar ahora un proceso de esta envergadura, con consecuencias negativas tanto para los catalanes como para el resto de españoles. La plataforma cívica presenta su documento como una “contraexplicación a toda la campaña de intoxicación” que estaría impulsando el Govern.

Y concluye que el Ejecutivo de Artur Mas está utilizando “todos los recursos públicos para influir sobre la opinión mayoritaria de la ciudadanía, incluso difundiendo la idea del concepto de derecho a decidir, que no tiene base jurídica, y que Catalunya seguiría en la UE, a pesar de su secesión unilateral”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad