El Gobierno reforma el sistema eléctrico para evitar más incrementos en las facturas

stop

Se intentará ahorrar 4.600 millones de euros en los próximos 3 años poniendo peajes a las generadoras y la retirada de primas a las fotovoltaicas, entre otras medidas

23 de diciembre de 2010 (14:34 CET)

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este jueves a un real decreto ley de medidas urgentes para intentar reducir los costes del sistema eléctrico y recortar el déficit de tarifa, es decir, el desajuste actual que hay entre los ingresos regulados y los gastos para obtener el servicio. Desde la Moncloa han cifrado en 4.600 millones de euros el ahorro que se debería conseguir en tres años, empezando en 2011 por 1.660 millones.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha manifestado que se busca que "todos los agentes contribuyan a la reducción del déficit de tarifa, y no sólo los consumidores". Así mismo, ha detallado que el decreto ley "evita además subidas en la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz inasumibles para los hogares y la competitividad de las empresas", ya que ahora "no se verán subidas tan grandes de luz como se preveían", señaló. Eso sí, la nueva norma, que no ha contado con los votos favorables del PP ni la bendición de las eléctricas, no evitará la subida del 10% prevista para el próximo 1 de enero.

Además, a la salida del Consejo de Ministros se ha ratificado la intención de congelar la tarifa de acceso de la luz al inicio del 2011, en la que se recogen los costes regulados. Precisamente estos 1.660 millones de ahorro previstos en 2011 podrían servir para contener subidas posteriores en la tarifa de acceso.

Peajes a las generadoras

Las líneas maestras de la reforma incluyen el establecimiento de un peaje a las generadoras de electricidad, el recorte de las horas de las que las plantas fotovoltaica se benefician de primas, que las compañías eléctricas asuman los planes de ahorro y eficiencia energética, y la ampliación en un año del bono social hasta 2013. Cabe recordar que éste, exime de subidas en el precio de la luz a colectivos desfavorecidos y sufragan las compañías.

El Gobierno también eleva los techos autorizados de creación de déficit de tarifa en los próximos años, pero mantiene su objetivo de que en 2013 desaparezca el desajuste. El tope de 2010 es ahora de 5.500 millones, frente a 3.000 millones, mientras que en 2011 será de 3.000 millones y en 2012, de 1.500 millones, lo que supone un aumento en estos dos ejercicios de 1.000 y 500 millones, respectivamente.

Sebastián explicó que el Ejecutivo lleva desde junio inmerso en un proceso de revisión de costes, en el que ha mantenido "contactos con todas las empresas del sector energético y con todas las fuerzas políticas". Hasta ahora, ya se han adoptado algunas medidas en esta línea, entre ellas las de recorte de primas en los sectores eólico y termosolar, pactado con las asociaciones empresariales, y ahora "era el turno" de la fotovoltaica y las eléctricas convencionales, señaló.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad