El Gobierno valenciano y catalán, en guerra por las inversiones empresariales

stop

El 'conseller' Felip Puig tacha de “oportunismo de poca monta” el llamamiento de Fabra para atraer a las empresas catalanas que huyan del proyecto soberanista

Mas, Ortega y Puig en el hemiciclo

25 de enero de 2013 (14:16 CET)

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha molestado al Gobierno catalán con el llamamiento que realizaba este jueves a las empresas para instalarse en la Comunitat ante las presiones independentistas del president Artur Mas.

Las palabras de Fabra se han interpretado como “oportunismo de poca monta” en el Ejecutivo catalán, según ha señalado este viernes el conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig. La Generalitat de Catalunya ha cargado contra Fabra al asegurar que el objetivo que busca con estas palabras es “atizar el fuego” con el proyecto soberanista como excusa.

Respuesta a Puig


Pero, el vicepresidente y portavoz del consell, José Císcar, no comparte la valoración de Puig. Es más, asegura que Catalunya nunca podría animar a las empresas valencianas a trasladarse allí. “Nunca vamos a pedir la independencia de España”, ha asegurado Císcar en la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes tras el pleno del Consell.

Císcar ha ido más allá y ha comparado, sin mencionarlo directamente, el enfrentamiento que se ha creado ahora entre el gobierno valenciano y el catalán con la pugna que en su día tuvieron Madrid y Barcelona por Eurovegas. “Se trata de defender los intereses de la Comunitat Valenciana”, ha subrayado.

El portavoz de la Generalitat Valenciana insiste en que hay una preocupación real de las empresas que están en Catalunya ante la posibilidad de verse fuera de la Unión Europea y que, ante esa incertidumbre, Fabra lo que ha hecho es poner en valor las fortalezas y potencias de la Comunitat Valenciana.

Buena relación

Císcar asegura que las relaciones entre ambos gobierno autonómicos son buenas pese a la tensiones que se se han creado con las declaraciones de Fabra. “No creo que esto sea motivo de conflicto”, insiste. Por ello, asegura que Catalunya y la Comunitat irán de la mano en proyectos como el Corredor Mediterráneo en los que se defienden los intereses de ambas autonomías.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad